16Shares

Redacción

315.000 personas (según la Guardia Urbana) participaron este domingo en Barcelona en una manifestación convocada por la plataforma Espai Democràcia i Convivència, para reclamar la libertad de los presos independentistas.

La manifestación estaba convocada para las 12:30 en la Plaza Espanya de la capital catalana, así como algunas calles adyacentes, como la calle Tarragona.

La marcha arrancó lentamente hacia las 12.45 horas con la intención de recorrer la Avenida Paral·lel hasta llegar al parque de las Tres Chimeneas, un trayecto de unos dos kilómetros donde a esa hora ya se encontraban apostadas miles de personas más.

La concentración arrancó bajo el lema ‘Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, os queremos en casa’ y coincide con los seis meses del encarcelamiento de los líderes independentistas Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, y Jordi Sànchez, expresidente de la Assemblea Nacional Catalana y actual diputado de JxCat.

La plataforma Espai Democràcia i Convivència está integrada por diversas entidades, asociaciones y sindicatos, entre ellos CCOO y UGT, que consideran que “los problemas políticos deben tener una respuesta política y no represiva” y piden a las instituciones catalanas, españolas y europeas que busquen espacios para el diálogo y la negociación política”.

Sobre las acusaciones de terrorismo a CDR. 

“Somos CDR, no terroristas”, se ha escuchado gritar a los asistentes cuando la lectura del manifiesto ha avanzado hasta citar las detenciones de miembros de los Comités de Defensa de la República acusados de rebelión y terrorismo. “Consideramos de extrema gravedad que se persiga por terrorismo, rebelión y sedición a los ciudadanos que han expresado su oposición a esta situación de excepcionalidad política y social, ya que sus actuaciones se han llevado a cabo bajo principios de no violencia”, resumía el texto.

16Shares

Deja un comentario