El número de desplazados por el conflicto en los alrededores de Trípoli, por la ofensiva del mariscal rebelde Jalifa Hafter, se ha duplicado hasta superar los 8.000 en las últimas 48 horas, informó hoy la Organización de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Los civiles de las zonas afectadas temen por su seguridad pero también por la falta de provisiones y suministros, según un comunicado de la agencia humanitaria de la ONU.

“Naciones Unidas continúa pidiendo una tregua humanitaria para permitir el acceso de servicios de emergencia a los civiles, incluidos los heridos, en las zonas en conflicto”, reiteró en una rueda de prensa el portavoz de Naciones Unidas en Ginebra, Rhéal LeBlanc.

Los enfrentamientos que se viven al sur de la capital libia desde hace una semana han causado al menos 75 muertos (siete de ellos civiles) y 323 heridos, informó hoy por vía telefónica desde Trípoli el doctor Syed Jaffar Hussain, representante de la Organización Mundial de la Salud en Libia.

Hafter, exmiembro de la cúpula militar que en 1969 aupó al poder a Muamar al Gadafi -derrocado y ejecutado en 2011-, intenta con la actual ofensiva derrotar al gobierno sostenido por la ONU en Trípoli, con poder real sólo en la capital y otras zonas del oeste del país.

Deja un comentario