Save the Children alerta de que un 53,7% de las familias monoparentales en España no puede hacer frente a gastos imprevistos, según los Indicadores de Calidad de Vida que el Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy. La organización señala que un 42,9% de estas familias está en riesgo de pobreza y que mayoritariamente están encabezadas por una mujer sola.

Save the Children también advierte que un 19,8% de las familias monoparentales tiene retrasos en los pagos y que un 28,8% de estos hogares tienen un gasto elevado en vivienda; es decir, que dedican al menos un 40% de su renta la hipoteca o el alquiler, la comunidad, etc.

“Más de la mitad de las familias monoparentales, en su mayoría madres solas, no pueden arreglar la nevera si se estropea, o pagar las gafas de sus hijos o hijas si las necesitan. La pobreza afecta de manera negativa en el bienestar y desarrollo de los niños y niñas que forman estas familias. Este problema solo puede combatirse con inversión. Es urgente seguir aumentando la prestación por hijo a cargo hasta los 100 euros al mes y proteger especialmente a las familias más vulnerables, como son las monoparentales”, apunta Andrés Conde, director general de Save the Children.

La organización también pone el foco en las cifras del INE sobre pobreza infantil, un problema que afecta a más de dos millones de niños y niñas en España. La ONG advierte de que la pobreza infantil afecta con mayor dureza a las familias monoparentales en las que la madre sola es migrante o con escasos estudios y pide que las medidas destinadas a paliar la pobreza infantil tengan como prioridad a estos colectivos.

Save the Children recuerda que España sigue siendo el tercer país de la Unión Europea con mayor pobreza infantil, solo detrás de Rumanía y Bulgaria, y es el país que menos pobreza reduce de toda la Unión Europea, conforme a Eurostat. El Estado solo reduce un 18% la pobreza en niños y niñas y, en el caso de las familias encabezadas por una mujer, la reducción de la pobreza es incluso inferior (8%).

En España hay 1,5 millones de madres solas y 340.000 padres solos que tienen que elegir entre trabajar y poder alimentar a sus hijos o estar con ellos, pero no poder darles sustento. El coste mínimo para poder criar a un niño o niña en condiciones dignas oscila entre los 480€ y 590€ al mes, una cifra que puede crecer hasta los 588€ mensuales si hablamos de adolescentes de entre 13 y 17 años. Para las familias monoparentales llegar a fin de mes es complicado: el salario mínimo en España es de 900€ y el salario más común es de 1.457 euros al mes, según la Encuesta de Estructura Salarial del INE.

“Las madres solas no solo están más expuestas a la pobreza, sino que además tienen más dificultades para salir de ella. La falta de oportunidades laborales, la brecha salarial o la imposibilidad de conciliar su vida personal y profesional condicionan muy significativamente a estas mujeres y a sus hijos e hijas”, añade Conde.

Ante estas cifras, Save the Children pide a todos los grupos políticos que lleven en sus programas electorales la equiparación de las familias monoparentales con las numerosas para que puedan acceder a las mismas ayudas y beneficios fiscales, y así disminuir el riesgo de pobreza al que están expuestas.

“El Estado debe reducir la desigualdad y la pobreza entre aquellas familias que más lo necesitan y no lo está haciendo. El punto de partida debe ser que se considere a las familias monoparentales como colectivo de especial protección y que se certifique y unifique el concepto de familia monoparental a nivel nacional”, concluye Conde.

Save the Children trabaja en programas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Catalunya, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Euskadi que buscan romper este círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación. La organización atiende anualmente a más de 8.000 niños y niñas en riesgo de exclusión social y a cerca de 660 familias a través de sus programas de lucha contra la pobreza infantil. La atención consiste en actividades de refuerzo escolar y de ocio y tiempo libre, así como de reparto de material escolar. Los profesionales de la ONG también facilitan ayuda psicológica y terapia psicosocial a las familias.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario