Un total de 142 diputados de los 350 que han acabado la legislatura no tendrán un puesto en las listas para las elecciones generales del 28A, que se han publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El PP ha sido el partido que ha hecho una limpia más grande. Tras el cambio de liderazgo, Pablo Casado ha elaborado una lista a su medida, donde ha prescindido de 55 parlamentarios, además de los 21 que ya habían abandonado su escaño a lo largo de la legislatura.

El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez tampoco contó con un grupo parlamentario elaborado por él. En esta ocasión, ha borrado de sus listas para abril a 41 de sus 84 diputados. Ya no aparecen nombres habituales en las filas socialistas como Antonio Hernando, Óscar López, José Enrique Serrano, José Andres Torres Mora, Soraya Rodríguez, Ciprià Císcar, Ángeles Álvarez o César Luena. En ellas, ha hecho hueco a todo su Ejecutivo salvo a la titular de Economía, Nadia Calviño. 

Los populares han prescindido de los exministros de Rajoy, Cristóbal Montoro, Iñigo de la Serna, Fátima Báñez, Iñigo Méndez de Vigo y García Margallo. También de la portavoz parlamentaria Dolors Monstserrat, del portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, y del expresidente del Congreso, Jesús Posada. 

Podemos y sus confluencias mantienen en listas a 38 de sus 67 diputados. La formación morada no tendrá entre sus escaños en la próxima legislatura a Carolina Bescansa, Pablo Bustinduy, Diego Cañamero o Tania Sánchez, entre otros. Entre los 7 que deja fuera Ciudadanos están Toni Cantó, Francisco Igea, Fernando Maura o Diego Clemente. 

A lo largo de la legislatura, 43 parlamentarios dejaron su escaño por diferentes motivos. Por ejemplo, tras un cambio de liderazgo, como el caso de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que se fue tras tras perder las primarias contra Pablo Casado. Por crisis internas, como la protagonizada por Iñigo Errejón, que abandonó Podemos y su escaño después lanzar el proyecto político Más Madrid. O por un escándalo, como el de la exministra María Dolores de Cospedal, que dejó sus cargos cuando se filtraron las grabaciones de una conversación con el comisario Villarejo. 

De esos 43, solo siete quieren volver. Son el propio Sánchez, que dejó su escaño para no abstenerse en la investidura de Rajoy y los ministros de Fomento José Luis Ábalos, de Defensa Margarita Robles y de Política Territorial Meritxell Batet, y la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, el de Infraestructuras, Pedro Saura y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel Gabriel González, que abandonaron sus escaño en el Congreso al tomar posesión de sus actuales cargos para asegurar que ningún asiento socialista se quedara vacío en el hemiciclo por problemas de agenda.

La popular Ángeles Isac García, que también abandonó su sitio en la Cámara Baja, quiere ahora entrar en el Senado. Por su parte, de los que repiten en listas, 29 también intentarán dar el salto a la Cámara Alta. Así, el PP tratará de colocar a 19 de sus hasta ahora diputados, como Rafael Hernando, Carlos Floriano o Fernando Martínez-Maíllo, en el Senado; el PSOE, a ocho, entre los que se encuentran Micaela Navarro y Miguel Ángel Heredia; y Unidas Podemos y Esquerra, a uno.

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.382 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.382 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA