El grupo municipal de Más Madrid ha presentado una denuncia ante la Fiscalía por un presunto caso de estafa y falsedad documental de Rocío Monasterio, líder de Vox en Madrid, a raíz de una investigación de el País.

«Hemos analizado las presuntas irregularidades que pudo cometer la señora Monasterio y su marido durante el tiempo que se dedicaron a reformar lofts. Todos ellos están prescritos excepto el que hoy ponemos en conocimiento de la Fiscalía. En un proyecto de reforma del año 2005, una aparejadora que trabajaba en el estudio de Monasterio solicitó un visado en el Colegio de Aparejadores de Madrid, visado obtenido de manera legal y conforme al procedimiento. Posteriormente en 2011 y en el 2016 la señora Monasterio solicitó una licencia fotocopiando la etiqueta que había recibido la aparejadora en el año 2005, y adjuntándola a la cartela de su estudio. Aplicándola a un proyecto absolutamente diferente. Si eso hubiera quedado en el 2011 estaría prescrito. Pero reiteraron la solicitud en 2016 y este tipo de delitos aparentemente de falsedad documental prescriben a los cinco años. Estaríamos en plazo para que la justicia tome las medidas que considere oportunas», ha explicado José Manuel Calvo, concejal de Más Madrid, en la puerta de la Audiencia Provincial de Madrid.

Añadio la también concejal, Rita Maestre: «Lo que tenemos delante, encima de la mesa, es una práctica fraudulenta de la que existen indicios claros de delitos, que por eso hoy ponemos en conocimiento de la Fiscalía, porque creemos que se debe actuar, entre otras cosas porque el alcalde y el Ayuntamiento han hecho entre cero y nada para acabar con estas irregularidades de sus socios de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid».

Monasterio utilizó el sello falseado del Colegio de Aparejadores de Madrid (como denunció la propia entidad en noviembre) en la obra del loft del presentador Arturo Valls hasta 2016, tres años antes de que se convirtiera en diputada autonómica, según publica El País. Monasterio que no se colegió como arquitecta hasta 2009, firmó planos antes de esa fecha y utilizó ese sello en proyectos que presentó en el Ayuntamiento de Madrid en 2005, 2011 y 2016.

Por primera vez esta presunta falsedad documental no habría prescrito, a diferencia de lo que ocurría en los numerosos casos de irregularidades que se habían producido antes de 2009. El presentador Arturo Valls mantiene un litigio en los tribunales contra la líder de extrema derecha por este asunto. Más Madrid ha presentado una denuncia ante la Fiscalía «por un presunto delito de falsedad en documento público» al entender también que el delito no habría prescrito.

Monasterio ha reaccionado ante esta información en su cuenta oficial de Twitter, donde asegura que «aportar en el Ayuntamiento en 2016 copias de un expediente de hace 15 años, no es falsear un visado. Es cumplir con lo que te piden. Falsearlo sería aportar algo distinto».