Joan Jordi Abentín Senán

Así lo decía el Portavoz del partido Demòcrata Marc Solsona en RAC 1 y Catalunya Ràdio. El mandatario ha remarcado en los medios que ha habido contactos entre el PDeCAT y el expresident de Catalunya para que este siguiera en el partido.

Además el portavoz dijo que había líneas abiertas para negociar pero que a su vez se ha vuelto muy complicado llegar a acuerdos a causa de la gran brecha que se ha hecho estos días entre Junts y PDeCAT. Además señaló que tienen derecho a poder «muscularse» en caso que tengan que concurrir a las siguientes elecciones catalanas.

Por redes sociales ya esta sonando la probabilidad que si al final el PDeCAT y Junts no logran un acuerdo (que en estos momentos es lo más posible) sea Artur Mas quien lidere la candidatura Demócrata y se enfrente en las urnas a Carles Puigdemont.

Mientras Mas representa la CDC más clásica Carles Puigdemont es la más moderna e independentista. Habrá que esperar a ver que pasa en las próximas encuestas pero la división entre las dos formaciones se ve en una crisis sin precedentes que puede acabar con una victoria electoral de ERC. El PDeCAT con un tono más moderado y con Artur Mas a la cabeza sí se convertiría en una alternativa muy seria que podría «robar» muchos escaños a Junts.