Borrador automático

Más de 200 alpinistas hicieron este jueves cima en el Everest, rompiendo el récord de ascensos en una misma jornada pero también creando un atasco que provocó colas de varias horas en un estrecho paso de la ladera cercano a la cumbre. Durante el descenso posterior dos turistas de 55 años han muerto.

Según confirman desde el Campo Base unos 250 montañeros salieron del Campo IV durante la noche del martes al miércoles, de los que más de 200 alcanzaron hoy la cima más alta del mundo. A apenas una semana de que la buena meteorología se disipe, muchos de ellos se quejaron de haber tenido que esperar durante «horas» en largas colas por el abarrotamiento en la zona Cima Sur.

Nirmal Purja (AFP)

Durante el descenso dos de los turistas que llegaron hasta la cumbre murieron mientras bajaban tras alcanzar la cumbre. Uno de ellos es un estadounidense llamado Donald Lynn Cash, de 55 años, y la otra es una mujer india también de 55 años llamada Anjali Kulkarni. Las muertes de los dos turistas han sido atribuidas al retraso motivado por la afluencia masiva de montañeros, tal y como ha afirmado el organizador de la expedición de la mujer india, Arun Trek.

El abarrotamiento en los ochomiles supone un gran peligro para los alpinistas y sus sherpas, ya que cada minuto es importante cuando uno depende de una botella de oxígeno para sobrevivir y les puede alcanzar la noche.

Un equipo de experimentados sherpas coronó a mediados de mayo el Everest, dando por inaugurada una nueva temporada de escalada del pico más alto del planeta que este año cuenta con más escaladores dispuestos a intentar la ascensión que nunca. El Departamento de Turismo ha emitido 378 permisos de escaladas esta temporada, un récord histórico desde la primera ascensión exitosa al Everest en 1953.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario