La primera ministra británica, Theresa May, consideró hoy que la prórroga condicional del «brexit» concedida por la Unión Europea (UE) supone que los parlamentarios británicos deben decidir entre apoyar el acuerdo de salida cerrado por su Gobierno o verse obligados a convocar elecciones europeas.

El acuerdo alcanzado por los 27 miembros que permanecerán en la UE prevé un retraso de la salida del Reino Unido hasta el 22 de mayo siempre y cuando el Parlamento británico vote a favor del acuerdo la semana próxima y, en caso de que la Cámara no dé su apoyo al texto, fija un límite el 12 de abril para que el Gobierno británico plantee un plan alternativo.

Para May este acuerdo deja claro cuales son las opciones para la Cámara de los Comunes si quieren cumplir el mandato que recibieron de los británicos en 2016 cuando votaron en referéndum para salir de la UE.

Por un lado, dijo, «aprobar el texto la próxima semana, lo que implica una extensión hasta el 22 de mayo para ratificar la legislación, cumplir con el referéndum y dejar la UE de forma ordenada».

Por otro, «no hacerlo significa que tendríamos que volver al Consejo Europeo con un plan para seguir adelante, pero si esto implica una extensión más larga significa que tendríamos que hacer elecciones europeas».

«Creo que la elección está clara para la gente», dijo May, quien consideró que sería «erróneo pedir a la gente participar en estas elecciones tres años después de votar salir» de la UE.

El 12 de abril es la fecha límite para que el Reino Unido convoque elecciones europeas, que se celebrarán entre el 23 y 26 de mayo, algo que tendría que hacer obligatoriamente si sigue siendo Estado miembro de la UE por un tiempo más largo.

May insistió en que seguirá trabajando para conseguir el apoyo de la Cámara de los Comunes al acuerdo que selló con Bruselas en noviembre, completado con las garantías adicionales que ofreció la UE con el llamado «Acuerdo de Estrasburgo», aprobado hoy también por los líderes.

Esto permitiría a juicio de la primera ministra británica una salida negociada y ordenada que sería «la mejor opción».

Pese a que May insistió en que la decisión del Consejo Europeo plantea la disyuntiva entre aprobar el acuerdo de salida o convocar elecciones europeas, lo cierto es que el plan alternativo que podría presentar llegado el 12 de abril podría incluir una salida sin ningún tipo de pacto o incluso la revocación del artículo 50 que activó el «brexit».

La «premier», sin embargo, no quiso pronunciarse en concreto sobre por qué alternativa se decantaría en caso de que la semana próxima el Parlamento rechace por tercera vez el acuerdo de retirada, aunque afirmó que no cree que se deba revocar el «brexit» porque los británicos lo respaldaron.

«Saldremos de la UE», dijo.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA