La primera ministra británica, Theresa May, se refirió a la labor de las fuerzas armadas en su mensaje de Navidad, mientras que el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, destacó la solidaridad hacia los más necesitados.

La jefa del Gobierno afirmó que los militares del Reino Unido «continúan demostrando» su profesionalidad al referirse específicamente a la limpieza llevada cabo en la ciudad de Salisbury, oeste de Inglaterra, a raíz del caso del envenenamiento con un agente nervioso del exespía ruso Sergéi Skripal.

El antiguo agente ruso y su hija, Yulia, estuvieron en marzo varias semanas hospitalizados tras enfermar al entrar en contacto con un agente nervioso colocado en el pomo de la puerta de su casa, ataque del que el Gobierno británico culpó al Estado ruso.

May también resaltó la labor de los militares para ayudar a combatir la amenaza del grupo terrorista Estado Islámico y la participación que tuvieron junto a Estados Unidos y Francia al bombardear algunos blancos del régimen sirio en abril después de que éste utilizara armas químicas, prohibidas a nivel internacional.

Las fuerzas armadas han sido «firmes ante la agresión», afirmó May, y agregó que ante eventuales nuevos desafíos, las fuerzas armadas responderán con «coraje» y «determinación», «cualidades que -dijo- son ahora tan vitales como siempre».

Por su parte, el líder de la oposición resaltó en un vídeo la solidaridad demostrada por mucha gente en el Reino Unido para ayudar a los más necesitados, en especial a los sin techo.

«Ya sea gente ayudando en albergues para los sin techo, ofreciendo alivio y comida para quienes escapan de las bajas temperaturas y los peligros de dormir en la calle», agregó.

El líder de la oposición agradeció a «los voluntarios que recaudan dinero para los refugiados que han tenido que huir de la guerra, la opresión y la devastación».

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario