sábado, noviembre 28, 2020
Las mentiras de la extrema derecha en la moción de censura

Las mentiras de la extrema derecha en la moción de censura

Repaso de las falsedades lanzadas por Vox durante la moción de censura al Gobierno de Sánchez.

Ignacio Escolar, director de ElDiario.es, ha publicado este jueves un artículo en el que analiza las falsedades, manipulaciones y medias verdades en las intervenciones de Santiago Abascal y su diputado Ignacio Garriga en la primera sesión de la moción de censura contra Pedro Sánchez.

Según Santiago Abascal, Pedro Sánchez engañó al electorado después de haber prometido no pactar con Podemos ni con los separatistas. «Nunca en más de 40 años de democracia, se han traicionado las promesas electorales de una forma tan rápida, tan grosera y sin dar la más mínima explicación, señalaba.

Sin embargo, José María Aznar, en contra de lo que dijo en campaña, llegó a la presidencia del Gobierno gracias a un pacto con Jordi Pujol y Mariano Rajoy logró su segunda investidura con el apoyo de Albert Rivera, quien prometió que nunca le votaría como presidente.

Además, Pedro Sánchez no prometió en la última campaña que no pactaría con Podemos, aunque sí lo hizo en anteriores ocasiones, y lo que sí prometió fue que no pactaría con el PP, algo que ha cumplido.

Otro de los argumentos utilizado por el líder de Vox es que Pedro Sánchez se ha convertido en presidente del Gobierno utilizando malas artes y siendo un mentiroso sin escrúpulos, ya que, según Abascal, aseguró que “no dormiría” si tuviera una coalición con Unidas Podemos.

Sánchez lo que dijo en una entrevista con laSexta no fue que pactar una coalición con Unidas Podemos le hubiera quitado el sueño sino que “no dormiría tranquilo” si hubiera aceptado las peticiones de Iglesias y le hubiera entregado unos ministerios concretos para los que, a su juicio, Unidas Podemos no tenía candidatos adecuados.

Por su parte, el diputado por Barcelona de Vox, Ignacio Garriga, argumentó que la existencia de partidos separatistas en una grave anomalía política impensable en muchas otras naciones europeas.

Pero la verdadera anomalía democrática, impensable en toda Europa, sería dejar a la mayoría de los ciudadanos catalanes y vascos sin derecho a la representación política.

Garriga hizo mención también al golpe de Estado en Cataluña, algo que según el Tribunal Supremo no hubo.

Abascal continuó su intervención indicando que consideran que los partidos políticos que «aspiran a destruir la soberanía nacional, y por lo tanto la ley y por lo tanto la Constitución y por lo tanto la convivencia, no deben ser legales en este hemiciclo que representa a la soberanía nacional»

Los partidos independentistas catalanes y vascos sumados a Unidas Podemos representan a 5,5 millones de ciudadanos. Tal y como señala elDiario.es, la «anti-España» a la que Vox quiere sacar de la democracia supera por medio millón de votos al PP y suma dos millones más que todos los votantes de Abascal juntos.

«No puede representar a la nación quien ha matado o aplaude a los que han matado para destruirla», continua el líder de Vox. Sin embargo, ni un solo diputado en el Parlamento ha sido condenado por algo ni parecido a un asesinato. Además la organización criminal con más muertos en su expediente es la dictadura de Franco, con la que Abascal contemporiza, y no ETA.

El líder del partido de extrema derecha acusa al Gobierno de no pedir responsabilidades a China por el virus chino, que, según él, o bien produjo de forma artificial o permitió que se propagara por todo el mundo con ocultaciones y engaños.

Son muchas las teorías de conspiración existentes sobre la covid-19 sobre las que no hay ni una sola evidencia científica y que el virus fuese creado artificialmente en China es una de ellas.

Abascal señala también que el Gobierno de Pedro Sánchez es el único que ha atacado al Jefe del Estado. Parece que al presidente de Vox se le ha olvidado que la monarquía permanece en España, en gran medida, porque el PSOE la apoya. Sin el respaldo de Pedro Sánchez y sus diputados, la mayoría absoluta del Congreso sería republicana.

Santiago Abascal ha criticado también que no se sepa la cifra real de fallecidos por coronavirus porque el Gobierno no ha dado cifras y ha culpado a Pablo Iglesias del abandono de miles de ancianos en residencias.

Sin embargo, ningún país del planeta conoce esa cifra con exactitud ya que en los peores momentos de la pandemia, cuando los test escaseaban, la prioridad de todos los países no fue hacer pruebas a los fallecidos. En relación al tema de las residencias y Sanidad, la competencia recae en las autonomías y no en el Gobierno central.

Ignacio Garriga criticaba además que el Gobierno de Pedro Sánchez no hubiese hecho nada aún teniendo información sobre la pandemia y como prueba de ello ha señalado que se protegieron con guantes morados en la manifestación del 8M.

Pero los guantes morados son un símbolo feminista que nada tiene que ver con la pandemia y las ministras solo utilizaban un guante durante un tramo de la marcha.

«El vicepresidente ha dicho que la oposición ya nunca llegará al poder por medios democráticos, y eso sólo quiere decir una cosa: que los comunistas se mantendrán en el poder exclusivamente por medios antidemocráticos y que hurtarán las urnas a los españoles, hasta que lo tengan todo controlado y todo atado y bien atado», continuó Abascal.

Lo que dijo Pablo Iglesias fue que la derecha «ha condenado su futuro» por «caminar con la ultraderecha» y que por eso «nunca volverán a ocupar el Consejo de Ministros». Además el vicepresidente nunca hurtó en las urnas.

El presidente de Vox criticó que George Soros, en su opinión, enemigo declarado de las fronteras europeas del presidente norteamericano y también del Estado de Israel, nunca reciba el ataque de la izquierda política ni de la izquierda mediática aunque haya reconocido que hizo dinero con las víctimas del Holocausto.

Soros es judío y se libró del exterminio nazi porque un funcionario le hizo pasar por su hijo para sacarlo de Hungría con documentos falsificados. No hizo dinero con las víctimas del Holocausto. El considerado el mayor gurú de la especulación financiera se opone a los abusos de Israel con Palestina y financia ONG que respaldan a refugiados a los que la UE ignora pero la conspiración que le presenta como un nazi o un enemigo de las fronteras es compartida por toda la extrema derecha mundial con mentiras parecidas.

«Y por eso se lanzan a la ocupación del Poder Judicial», continuó el líder del partido de extrema derecha. Sin embargo, la ocupación del Poder Judicial es la que está aplicando el PP al incumplir la Constitución y negarse a renovar el CGPJ. El bloqueo que aplica el PP a la renovación cada vez que pierde las elecciones sirve a la derecha para nombrar jueces casi vitalicios en el Supremo con un CGPJ caducado.

«El Gobierno ha promovido y promueve públicamente el odio contra Vox y, por lo tanto, actos de acoso contra Vox y contra otros partidos de la oposición que han terminado en violencia y en agresiones», ha añadido.

Parece que Abascal se ha olvidado del acoso por parte de sus partidarios que sufren Pablo Iglesias, Irene Montero y sus tres hijos desde hace meses en su casa.

Santiago Abascal se ha referido también durante su intervención a las ONG que supuestamente han hecho del drama humanitario de África un negocio haciéndose eco de bulos que relacionan a las ONG con mafias que cobran por una plaza en las pateras a los inmigrantes.

También ha abordado el tema de las manifestaciones que se han producido contra el Gobierno y que, según él, los medios de comunicación subvencionados por el Estado ocultaron. Pero los medios más favorecidos por «subvenciones» del Estado han sido los agraciados por el dinero y favores que repartía a dedo la Comunidad de Madrid en la que Abascal era alto cargo, con Esperanza Aguirre al frente, tal y como señala elDiario.es.

El citado diario recomienda al líder de Vox que si quiere profundizar en el asunto pregunte a Jiménez Losantos cuyo medio se ha confirmado que fue financiado por la caja B del PP o a Julio Ariza, cuya televisión sobrevivió durante años con la ayuda de las «subvenciones» de Aguirre.

«Un proceso que empezó con Rodríguez Zapatero sumando a ETA a un frente común contra toda la derecha democrática», continuó Abascal. José Luis Rodríguez Zapatero fue el presidente que acabó con ETA a pesar de todas las trabas de la oposición y antes de hablar con ETA pidió autorización al Congreso. Por su parte, Aznar anunció su negociación con el «movimiento vasco de liberación nacional» en una rueda de prensa sin preguntas, cuando Abascal militaba en el PP vasco.

Ignacio Garriga añadió que ETA no ha sido derrotada, algo falso ya que ETA realizó el anuncio del cese definitivo de su actividad armada en 2011.

«Las mociones de censura sirven para cambiar Gobiernos, pero también sirven para dejar constancia en la sede de la soberanía nacional, de la falta de la confianza de los diputados en el Gobierno, así como expresar el malestar que asola a la nación y además, la posibilidad de una alternativa», continuó Garriga.

Según elDiario.es, lo que va a dejar claro esta moción de censura es que la confianza en el Gobierno es rotundamente mayoritaria en el Congreso y que Vox no es, afortunadamente, ninguna alternativa.

«Por suerte, en todas partes de Europa y en muchos lugares del mundo occidental están creciendo fuerzas y movimientos patrióticos que no se van a quedar de brazos cruzados, mientras unas oligarquías degeneradas convierten naciones enteras en estercoleros multiculturales», dijo Abascal.

Abascal se refiere al Frente Nacional de Le Pen, en Francia, y demás partidos de extrema derecha europea con los que tiene alianzas desde hace años. La gran diferencia es que en Francia o Alemania el resto de la derecha les aísla algo que no ocurre en España, ha señalado elDiario.es.

Y el citado diario digital añade: «Conviene recordar que Pablo Casado ofreció ministerios a Vox si ganaba las elecciones. Y que en una gran parte de las autonomías y ayuntamientos donde el PP gobierna lo hace con el apoyo de la ultraderecha».

El líder de Vox argumentó también que es escandaloso que los países occidentales, a través de la ONU, fomenten el aborto o la pederastia. Esta es otra de las teorías de la conspiración de Trump que, con el falso argumento de que servía para pagar abortos forzados en China, dejó de financiar un programa de salud reproductiva y planificación familiar de la ONU.

Ignacio Garriga ha insistido que la moción de censura no es una operación de márketing, algo que según elDiario.es sí lo es y por eso la sesión arrancó con él, que es el candidato de Vox a las próximas elecciones catalanas.

El resultado de este espectáculo ha sido que la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez ha sido tumbada con un 85% de los votos de la Cámara en contra.

Solo los diputados de Vox han votado a favor con lo que la Cámara ha ratificado a Sánchez como presidente del Gobierno. De las cinco mociones de censura que se han debatido, esta ha sido la que ha contado con menor grado de apoyo de la democracia.

Finalizan así dos días debate político mientras la pandemia de covid-19 continua avanzando y España alcanza el millón de contagios.