Hace unas semanas, el diario El Cierre Digital titulaba un artículo indicando que “Mercadona, el gigante alimentario de Juan Roig, arruina a los agricultores españoles al vender la práctica totalidad de sus judías, garbanzos y lentejas de procedencia extranjera”.

El texto denuncia como las empresas de distribución alimentaria nacionales que en lugar de apostar por los productos españoles de calidad lo hacen por productos de fuera para incrementar sus márgenes y beneficios. Las legumbres es uno de estos productos.

Este artículo denuncia que «estos gigantes alimentarios se apoyan en la ignorancia del consumidor, que pocas veces mira el origen del producto y solo se fija en la marca, en la creencia que un producto tan “nuestro” no puede proceder, como lo hace, del otro lado del Océano Atlántico».

«Doce de las trece variedades de legumbres secas, que bajo su exclusiva marca Hacendado vende la cadena de Juan Roig, son extranjeras. Estos productos de marca blanca son envasados por SEPROLESA, empresa perteneciente al Grupo Cidacos. Y para más escarnio SEPROLESA está domiciliada en el Polígono Industrial de Cistierna, en Vidanes (León), zona productora de buena parte de las mejores legumbres de España», indican en el artículo.

El artículo hace un ligero análisis, sobre la procedencia de las legumbres vendidas en la cadena de supermercados. «La alubia roja procede de Estados Unidos, la pinta de Canadá, la negra de China, la blanca de Argentina y, para finalizar, la variedad de la Granja nos lleva a unos miles de kilómetros más lejos de la ciudad segoviana que lleva su nombre. Nos desplaza hasta China», indica.

«El garbanzo lechoso andaluz es la única legumbre de origen español de Mercadona. En los garbanzos encontramos la única variedad de legumbre que procede de España, el lechoso andaluz que si es nacional. Por el contrario, el pedrosillano, otra variedad típica de nuestros campos, proviene de Estados Unidos y la variedad mexicano se trae del país que lleva su nombre», señala el texto.

El artículo indica que «también las lentejas son todas extranjeras. La lenteja castellana, cuyo nombre procede del excelente producto que se cultiva en Castilla y León y Castilla-La Mancha, procede de megaexplotaciones de Canadá. Las variedades pardinas, rápida y pelada proceden de Estados Unidos y, por último, la legumbre verde de Australia».

Mercadona desmiente totalmente estos datos

El artículo ha circulado con rapidez en las redes sociales y ha sido muy leído y comentado. Sin embargo, los datos aportados por Mercadona a este medio distan mucho de los datos del texto de El Cierre Digital. “Esa información no es cierta”, zanjan fuentes de la compañía.

«Apostamos por la producción nacional de legumbres. En la última campaña Mercadona compró más de 3.000 toneladas de legumbres a productores nacionales. Nuestro Proveedor Totaler Seprolesa trabaja con agricultores que representan 2.000 hectáreas de cultivo de lenteja pardina en Castilla y León y otras 2.000 hectáreas de cultivo de garbanzo lechoso en Andalucía», señalan desde Mercadona.

La cadena de supermercados indica que «solo en caso de que la calidad o la cantidad sean insuficientes, recurrimos a otros orígenes, como ocurre con las 3 referencias de la foto de la noticia. Disponemos de más de 10 referencias de legumbres de origen nacional en nuestras tiendas. Por ejemplo, la lenteja castellana y la lenteja pardina que vendemos en formato tarro en toda España, el Garbanzo Pedrosillano en tiendas de Castilla y León o Garbanzo Lechoso en tiendas de Andalucía y Madrid».

Mercadona señala que «colabora con 9.000 agricultores, 5.500 ganaderos y 12.000 pescadores de toda España».

Vídeo Recomendado:

2 Comentarios

  1. Mi experiencia es que la mayoría de las grandes superficies ignoran a la legumbre española. Con la excepción de algunos productos, es imposible comprar legumbre de aquí. E incluyo a Mercadona. La legumbre cocida en tarro no es un ejemplo válido para mi. Un producto pensado para salir del paso es una excep ion. No la norma.
    Yo, cuando viajo, aprovecho. Sugiero que hagamos lo mismo.

Deja un comentario