El pasado martes Pablo Motos entrevistó en El Hormiguero a uno de los hombres más buscados del momento: el actor William Levy, protagonista de la exitosa serie «Café con aroma de mujer» en Netflix. El programa logró esa noche 2,5 millones de espectadores, entre los que se encontraba la popular periodista Mercedes Milá, que hace unos meses se declaraba fan número uno del actor cubano.

Milá se ha mostrado muy crítica con el presentador afirmando que «Hay como dos Pablos: uno que ha estado una hora con él antes y que ha quemado la entrevista, y otro que está haciendo las preguntas que hay que hacer».

Más benévola ha sido con William Levy, del que ha dicho que es “muy listo” porque durante la charla ha intentado meter en apuros a Motos: “Hace un minuto le ha dicho ‘no, no, no, esto no es lo que estábamos hablando’. El otro ha dicho ‘no, bueno, pero eso era en el intermedio y claro así no y tal’. Es un cachondeo, me hubiera encantando hacerle la entrevista porque es un cachondo”.

Mercedes Milá critica lo que ha hecho Pablo Motos en su entrevista con William Levy / Imagen: @mercedesmila
Mercedes Milá critica lo que ha hecho Pablo Motos en su entrevista con William Levy / Imagen: @mercedesmila

«Es tan honesto y tan divertido. Dice lo que piensa y lo que cree, que ocultar sería estúpido, cambiar sería estúpido. Me parece una persona excepcional. Aparte de que, físicamente, es cuando mejor lo he visto. Me resulta el hombre más guapo no del mundo, sino del universo. Van en aumento las ganas que tengo de que algún día el destino me deje hacerle una entrevista», confesó en unos audios que le había enviado a su sobrina.

Además, ha reconocido que tiene «envidia» de Pablo Motos por haber tenido la oportunidad de entrevistar a William Levy. «Van en aumento las ganas que tengo de que el destino me deje hacerle una entrevista. Siento envidia por Pablo Motos. Le odio hoy por hoy», ha dicho la periodista.

«Las risas parecían un poco falsas»

Para Milá, «han sobrado las risas entre Pablo y William porque parecían un poco falsas. Se ha abusado de las risas, y eso puede pasar porque el presentador y el invitado han estado juntos antes y se ha generado un lenguaje entre ellos. Eso es malísimo para las entrevistas en televisión”.

Mercedes Milá ha aprovechado la ocasión para recordar uno de los grandes consejos que siempre da como comunicadora: “Cuando me piden consejos siempre digo que nunca se vea antes a la persona a la que vas a entrevistar porque destrozas la entrevista”.

La temática de la serie y el fenómeno fan

La periodista también ha criticado que Pablo Motos no haya hecho más alusiones a la temática de «Café con aroma de mujer»: “Los temas sociales que trata son importantísimos, Motos podría haberlos sacado”.

Otro de los aspectos que no le ha gustado es que el presentador de «El Hormiguero» pasara por alto el gran fenómeno fan que despierta William Levy en todo el mundo: “Me gustaría que hubiera dicho que William Levy y Café con aroma de mujer tienen una cantidad de perfiles de Instagram que es astronómico o que tiene más de 10 millones de seguidores, con todo lo que eso significa, mucho más que estar hablando de Cuba”.

Para finalizar, Mercedes Milá destacaba que Levy le ha gustado físicamente más que cuando le ve en sus películas y series y ha señalado que «también positivo es su mirada, su sonrisa. Su mirada, que pasa por encima de cualquier problema».

DEJA UNA RESPUESTA