La Mesa del Parlamento andaluz ha acordado este jueves suspender temporalmente la expulsión de Teresa Rodríguez y de otros siete diputados del grupo parlamentario de Adelante Andalucía por transfuguismo, de manera que los readmite como miembros de dicho grupo.

Al mismo tiempo que requiere a la portavoz del grupo Adelante y dirigente de IU, Inmaculada Nieto, que en un plazo de dos días naturales «acredite que los ocho diputados afectados han causado baja en el grupo parlamentario como consecuencia de su baja en su formación política», Podemos.

Así lo ha acordado la Mesa, que se ha reunido este miércoles y jueves para tomar una decisión acerca del recurso de reconsideración que presentaron Teresa Rodríguez y los otros siete diputados que fueron expulsados del grupo parlamentario de la confluencia. En su recurso, pedían que el escrito que presentó Inmaculada Nieto, y que se saldó con su salida de Adelante, fuera rechazado.

El órgano rector de la Cámara andaluza ha acordado finalmente estimar parcialmente la referida solicitud de reconsideración, de modo que el acuerdo que adoptó el pasado 28 de octubre, por el que situaba a estos ocho parlamentarios como no adscritos, «que queda sin efecto».

Teresa Rodríguez ya lo ha anunciado

«La mesa del Parlamento anula nuestra expulsión con beligerancia abierta de PSOE y Vox. Le piden a Inmaculada Nieto (IU) documentos que no podrá aportar porque no existen, como el que avala la expulsión del Grupo Parlamentario donde están en franca minoría», ha indicado Rodríguez en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Dos días para acreditar

La Mesa del Parlamento da un plazo de dos días naturales a la portavoz del grupo de Adelante para que acredite que los ochos diputados afectados «han causado baja en el grupo parlamentario como consecuencia de su baja en su formación política». Y así, una vez recibida esta información, «los letrados elaborarán un informe jurídico».

En el recurso, los proponentes argumentaban indefensión, violación de sus derechos como parlamentarios y, además, avisaban de que si la Mesa «toma partido» por una de las fuerzas que componen Adelante «y castiga por sus ideas a los ocho diputados expulsados, se dará la paradoja de que gozaremos de inmunidad fuera de la Cámara por las opiniones públicas que expresemos, pero estaremos perseguidos dentro del Parlamento».

Firmado por Teresa Rodríguez y los 7 diputados

El recurso está firmado por Teresa Rodríguez, los hasta ahora portavoces adjuntos de Adelante, Ángela Aguilera y José Ignacio García, así como a los parlamentarios Luz Marina Dorado, María Vanessa García, María Gracia González, Nacho Molina y Diego Crespo, que la pasada semana pasaron a ser diputados no adscritos una vez que la Mesa respaldó por mayoría un escrito elevado por la portavoz parlamentaria de Adelante y dirigente de IU, Inmaculada Nieto, donde, en nombre de Podemos, se les acusaba de tránsfugas y proponía su expulsión del grupo de la confluencia.

Estos ocho diputados piden en su recurso que la Mesa reconsidere la calificación favorable y la «inadmisiblidad» del escrito que presentó Nieto y, de esta manera, que se ordene la «inmediata suspensión» del mismo, y todo «por inadecuación a lo dispuesto en el Reglamento y a la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC)».

En concreto, argumentan que Nieto «carece de legitimidad» tanto para lo que declaraba en el texto en el que solicitaba la salida de estos diputados, «como para lo que instaba», así como defienden que «no es la forma ni en el fondo el procedimiento adecuado para lo solicitado» de manera que la calificación favorable de la Mesa incurre en «una grave e irreparable violación de los derechos que como diputados tenemos reconocidos en la Constitución, el Estatuto de Autonomía y el Reglamento».