Miguel Bosé visitó México, pero no para dar un concierto, sino para presentar su segundo libro titulado «Historia secreta de mis mejores canciones» en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), una de las ferias más importantes de habla hispana.

Durante la charla que ofreció en Guadalajara, el cantautor señaló que: «La escritura ha sido siempre parte de mi vida, mucho antes de empezar a cantar y hacer música, yo escribí. Escribo todos los días de mi vida, respiro y escribo, a veces no como, a veces no duermo, pero escribir siempre y entrar en la FIL y ser parte de ferias del libro es una nueva faceta complementaria que desde el año pasado se abre y se añade».

Y es que Miguel Bosé estuvo también en la FIL 2021, donde presentó su primer libro: «El hijo del Capitán Trueno».

El cantante advirtió este domingo que hay que tener «cuidado» con el éxito ya que es «venenoso», a la vez que subrayó su papel como “primer ídolo” popular de la Transición española.

Miguel Bosé: "En España el grado de desinformación es brutal, bestial"
Miguel Bosé: «En España el grado de desinformación es brutal, bestial»

«El éxito es venenoso. Hay que tener cuidado. Y todos los sucedáneos: la popularidad, la fama, todas las palabras. Yo venía con más músculo, porque venía de una familia que ya era famosa, que tenía éxito. Pero aún así, cuando te toca personalmente, cambia la horma del zapato. La vida que habías vivido no se asemeja a la que te toca vivir», señaló.

También recordó sus batallas con la industria discográfica por sus continuos cambios de estilo y obsesión por romper moldes. «Para la casa discográfica yo era un problema. Me decían: ‘Tío, consigues establecer un estilo. Y de repente te hartas, das un plumazo, pasas a otra cosa. Así no es como se plantea una carrera, estás loco, te vas a quedar solo'», subrayó.

Por no seguir una trayectoria «tradicional» y de «continuidad» hubo continuos choques. «Yo nací como primer ídolo de una generación en una transición que no tiene ídolos y los que había eran gente como Raphael o Julio Iglesias. Esa necesidad de búsqueda constante responde a que la vida la vivo solo una vez. Es mía, me la gestiono a mi antojo», añadió.

El cantante también habló sobre España de la que dijo que vive en una situación «complicada» y «desde fuera se la ve aún más complicada, estuve este verano, y el grado de desinformación es brutal, bestial».

«Hay un bloque oficialista y nada más. La gente no sabe y no busca. En México, el abanico de información es mucho mayor, aunque las redes ofrecen alternativas de comunicación», aseguró.

En relación a su papel como referente de la vanguardia social a través de la defensa de las libertades individuales en pleno fin de la dictadura española, se ha mostrado ambiguo: «La forma en la que afrontábamos los problemas que se debaten hoy era diferente. Era un inmenso activismo, pero muy natural. Con el régimen (franquista) con el que nos topábamos, no podíamos ser muy explícitos. La diferencia entre el antes y el hoy es la diferencia que existe entre el acoso que es lo que se hace hoy, y la seducción, que es lo que se hacía ayer».

DEJA UNA RESPUESTA