Miles de argelinos volvieron a salir este domingo a las calles de París para protestar contra la postulación de su presidente, Abdelaziz Buteflika, a un quinto mandato en las elecciones presidenciales convocadas en Argelia para el próximo 18 de abril.

Los manifestantes, entre ellos numerosos jóvenes pero también un número creciente de mujeres y familias, se subieron a la estatua central de la parisiense Plaza de la República, alegoría de los valores republicanos, desde donde ondearon sus banderas «orgullosos» de poder ser parte en las masivas movilizaciones sin precedentes que se están produciendo en el país magrebí.

En la concentración, convocada por la asociaciones argelinas y miembros de la oposición, se encontraba el líder opositor franco-argelino Rachid Nekkaz, que fue detenido este viernes cuando trataba de entrar en el Hospital Universitario de Ginebra, donde Buteflika ha sido tratado desde finales de febrero.

El líder opositor y empresario de 47 años, que presentó sin éxito su candidatura a la presidencia argelina para los comicios del próximo 18 de abril, se fotografío con algunos de los allí presentes mientras otros le gritaban «¡Nekkaz, presidente!», según mostraron varios vídeos difundidos en Twitter.

Esta semana, las protestas contra Buteflika, que preside Argelia desde 1999, se repitieron también en otras ciudades de Francia, como Marsella, donde hay cerca de 150.000 residentes argelinos.

La comunidad argelina es una de las más numerosas de Francia y en las elecciones de 2014, más de 800.000 argelinos estaban registrados en Francia para poder votar.

Mientras tanto, en Argel centenares de personas se manifestaron en las calles para protestar contra el régimen del presidente, de 82 años y gravemente enfermo.

La cadena de televisión privada argelina «Ennahar» confirmó este domingo que un avión medicalizado de las Fuerzas Aéreas, como el que trasladó a Bouteflika el pasado 24 de febrero, ha aterrizado en el aeropuerto de Ginebra y que todo apunta a que «el presidente regresa hoy al país».

Además, se ha desplegado un amplio dispositivo de seguridad en la carretera que conducen al Palacio de Zeralda, en el extrarradio de Argel, una de las residencias habitualmente utilizadas por el jefe del Estado argelino, según medios locales.

DEJA UNA RESPUESTA