Miles de personas marchan en Madrid contra el “juicio farsa” del ‘procés’

Javier F. Ferrero

Miles de personas se han manifestado en la tarde de ayer en el centro de Madrid para protestar contra el «juicio farsa» del ‘procés’, una marcha que ha convocado a 120.000 asistentes, según la organización, y a 18.000 según el cómputo policial.

Los simpatizantes del movimiento soberanista llegados de distintos puntos de Cataluña y de otras zonas de España, como Galicia, Castilla y León, Andalucía, País Vasco y Asturias, han ondeado esteladas para dar la bienvenida a la cabecera de la manifestación, cuyo lema rezaba «La autodeterminación no es delito. Democracia es decidir».

innumerables pancartas y carteles, en catalán y castellano, poblaron la capital con mensajes en los que se podía leer: «No pasarán», «No hay justicia», «Juicio farsa. Teatro del bueno» o «Som republica, republic of Catalonia» y «Libertad presos y exiliados políticos», o con cánticos en catalán y en castellano como «1 de octubre. Ni olvido, ni perdono» o «Hemos venido a despedirnos».

«El conflicto político entre Cataluña y el Estado solo se resolverá con democracia»

Torra, que ha caminado durante la marcha junto al expresidente catalán Artur Mas, ha pedido a España que escuche los «gritos de libertad» y «de independencia» de la manifestación y ha instado al país a mirarse y estudiar para ver en qué ha fallado «para que tanta gente esté apelando al derecho a la autodeterminación».

Ha expresado solidaridad con las «compañeras y compañeros» presos y «en el exilio» y ha tachado de «juicio farsa» el proceso abierto en el Tribunal Supremo, como lo hecho el presidente del Parlament, Roger Torrent, quien ha avisado de que el «conflicto político entre Cataluña y el Estado solo se resolverá con democracia».

«La república catalana no es contra nadie»

La presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Plauzie, ha indicado que defender que el derecho a la autodeterminación de Cataluña «no es un crimen», y ha denunciado que el juicio del Tribunal Supremo a los líderes del ‘procés’ independentista es una «vergüenza democrática».

«Venimos a decir en Madrid que la autodeterminación es un derecho no un crimen, el juicio pone en el banco de los acusados a los representantes legítimos del pueblo de Cataluña, es una causa general contra todo un movimiento como es el movimiento independentista catalán; y el ejercicio del derecho de autodeterminación por vías democráticas es un instrumento para la paz», ha recalcado Plauzie en el escenario ante los manifestantes.

Plauzie ha recalcado que llegan a la capital, «al corazón del Estado», para reivindicar el derecho a la autodeterminación de un pueblo diverso que «ha sabido preservar su lengua y que lucha por garantizar los derechos políticos civiles y sociales para todos los ciudadanos».

Ha añadido que la república catalana «no es contra nadie» sino una oportunidad para «tener relaciones de igual a igual entre pueblos vecinos y hermanos, que no estén viciados ni por la dominación ni por el victimismo».

 

«No dejaremos a nadie que nos utilice»

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que inste a la Abogacía del Estado a retirar los cargos contra los presos independentistas y ha apuntado que de no hacerlo «seguirá siendo cómplice de la extrema derecha». «No dejaremos a nadie que nos utilice, el proyecto del soberanismo no va contra nada ni contra nadie; seremos dique de contención contra el odio, y gritamos como nuestros abuelos: No pasarán», ha añadido.

Ha dado las gracias a las personas que han participado en la manifestación y han llenado «de forma cívica y pacífica las calles de Madrid». En este sentido, ha recordado que no han llegado para provocar a nadie sino para defender los derechos fundamentales y la democracia, que están en riesgo».

«Os hablo en nombre de Cuixart, en nombre de los socios de una entidad que ya fue perseguida. Somos los nietos de los que hicieron frente al fascismo, los hijos de los que lucharon para construir sociedad justa e igualitaria. Y ahora que la extrema asoma la cabeza hay que hacerles frente», ha subrayado, para añadir que es una vergüenza «que se les permita ejercer de acusación popular en el juicio».

Mauri ha leído unas palabras escritas por Jordi Cuixart (presidente de Omnium) desde prisión, en las que recalca que «la solidaridad es la ternura de los pueblos» y en las que apunta que en el juicio se banaliza la violencia del 1 de octubre de 2017 -en relación a las cargas policiales–. En este sentido, recuerda Cuixart que fue el mayor acto de desobediencia civil de Europa, y que lo asumen como instrumento de transformación. Acaba el escrito Cuixart con un «visça Madrid, viva Cataluña, no pasarán».

«Un día histórico»

En un apunte en Twitter, Puigdemont ha afirmado que ha sido «un día histórico, un gran éxito de organización y de movilización», y ha agradecido su labor a todas las personas que lo han hecho posible.

«Habéis llenado Madrid y habéis sido ejemplares en la actitud. Como en Barcelona y como en Bruselas», ha subrayado Puigdemont, que también ha asegurado sentirse emocionado y ha añadido una foto siguiendo la manifestación por la televisión.

«Es una vergüenza la existencia de presos políticos en Europa»

Durante el acto de final de protesta, se han cantado canciones como L’estaca de Llach, se han recitado poemas, y ha tomado el micrófono la esposa de Josep Rull, Meritxell Lluís, quien ha apuntado que «es una vergüenza la existencia de presos políticos en Europa, en un Estado que presume de calidad democrática», y ha añadido que la prisión preventiva «es usada como escarmiento».

También ha hablado a los participantes Antxon Ramírez, familiar de uno de los ocho condenados por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua en 2016, quien ha recordado que son miles de personas que «exigen justicia y derechos sociales», y ha indicado que sus hijos llevan «sufriendo dos años y medio un gran escándalo». «Hay manipulación mediática, política y judicial; nuestro pueblo esta indignado, exigimos el fin del montaje y el cese de la manipulación».


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

1 Comentario

  1. Los golpistas son políticos presos por sus actos al margen de la Ley. No son presos políticos (presos por sus ideas políticas)

Deja un comentario