Eldiario.es


Miles de profesores se manifestaron este miércoles en Santiago en su quinta semana de huelga indefinida tras las infructuosas negociaciones que los representantes del Colegio de Profesores de Chile mantuvieron con la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

Mejoras en las condiciones laborales y en la infraestructuras de las escuelas públicas chilenas son las peticiones que los maestros exigen al Gobierno, que todavía no ha logrado ofrecer unas condiciones que satisfagan al profesorado, que inició el paro nacional el pasado 3 de junio.

Los miles de manifestantes, que se congregaron en el centro de la ciudad, marcharon por la Alameda -la principal arteria de la capital- bajo el lema «por una nueva educación pública» con un gran número de pancartas y proclamas que pedían la dimisión de Cubillos.

La quinta manifestación en el marco de este paro, que afecta a todo el país, en la que ocurrieron disturbios aislados por parte de un grupo de encapuchados y que se saldaron con varias detenciones.

Por primera vez, los docentes también llamaron a sumarse a otros actores de la educación pública como los estudiantes, trabajadores sociales y funcionarios.

«Quiero que en mi país los profesores vivan con dignidad», «Hoy la clase es en la calle para aprender a luchar por sus derechos» fueron algunas de las pancartas que se repitieron en la numerosa manifestación que paralizó el centro capitalino.

«Estamos disponibles para dialogar y reanudar las conversaciones. Pero el Gobierno está cerrado», afirmó el presidente del Colegio de Profesores de Chile, Mario Aguilar, en la cabecera de la marcha.

Desde hace una semana, el gremio docente empezó a dialogar directamente con la ministra de Educación, quien no ha logrado seducir a los profesores con su segunda propuesta desde el inicio de la huelga.

En una votación nacional, el 73 % de los profesores que votaron (30.936) rechazaron este lunes la oferta del Gobierno y decidieron seguir con el paro indefinido en todo el país, ya que consideraron que la oferta de Educación no cubría todas sus demandas.

En concreto, lamentaron que no incluyera el bono para profesores de educación diferencial -aquellos que tratan con niños con necesidades educativas especiales-.

Los maestros también pidieron que no se llevara a cabo la reforma en el plan de educación secundaria que deja Historia, Arte y Educación Física como materias optativas en los dos últimos años.

Desde el Colegio de Profesores también echaron de menos en la propuesta del Ministerio el pago de una deuda «histórica» de los docentes que vivieron una reforma a finales de la década de 1980 que les recortó varios beneficios.

Por su parte, la ministra de Educación lamentó en su Twitter la continuidad del paro: «Tienen todo el derecho a expresar sus demandas pero sin destruir la educación pública ni el futuro de los niños más vulnerables que estudian en ese 16 % de colegios de Chile a quienes han privado de educación por más de cuatro semanas».

Desde de Educación insisten en el «daño» que está produciendo la huelga indefinida a los alumnos de la educación pública.

Tras esta manifestación, el Colegio de Profesores mantuvo el paro indefinido, que implica una manifestación semanal, aunque se mostró abierto a continuar el diálogo con el Ministerio de Educación.

Ver en Eldiario.es

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario