Miles de personas se dirigieron hoy hacia el cuartel general del Ejército de Sudán, portando banderas y coreando consignas contra el presidente, Omar al Bashir, a la espera del pronunciamiento que van a realizar los militares.

Riadas de gente inundaban las calles de Jartum, llegando de barrios de la periferia y de las ciudades vecinas, Um Durman y Jartum del Norte, que atravesaron a pie los puentes sobre los ríos Nilo y Nilo Blanco en dirección a la capital.

Los manifestantes se dirigen hacia la sede del Ejército, donde miles de personas mantienen una sentada desde el pasado sábado para pedir la renuncia de Al Bashir, quien está en el poder desde que dio un golpe de Estado en 1989.

Las manifestaciones discurren en un ambiente festivo, muchas personas llevan instrumentos de percusión, mientras que las mujeres ululan en signo de alegría.

Desde cerca de las 5.00 hora local (3.00 GMT) la televisión sudanesa está anunciando que el Ejército hará un anuncio importante «dentro de poco», algo que la oposición ha interpretado como un posible levantamiento contra Al Bashir.

Las Fuerzas del Ejército se han desplegado en las principales avenidas de Jartum, según testigos.