Miles de técnicos sanitarios de toda España (los tradicionales auxiliares de Enfermería) iniciarán acciones legales contra las diferentes administraciones, con el fin de que la sanidad pública española reconozca su categoría profesional y actualice sus funciones, conforme a los cometidos que realizan en la atención a los pacientes.

Se trata de un colectivo (unos 500.000 en el conjunto del Estado), en su inmensa mayoría mujeres, que reclama actualizar sus funciones obsoletas, catalogadas del año 1973, y que ya no se corresponden con el trabajo que realizan en la actualidad.

Los técnicos sanitarios son profesionales  cualificados y son los principales proveedores de cuidados básicos al paciente en diferentes ámbitos (alimentación, manejo de aparataje electromédico, vigilancia, control y gestión de la medicación, además de colaborar habitualmente con médicos y enfermeros en técnicas complejas, entre otros). Sin embargo, estas funciones no están reconocidas por el Sistema Nacional de Salud, que se sigue rigiendo por una norma preconstitucional, lo que se traduce en precariedad laboral y falta de reconocimiento y dignificación profesional.

El vicepresidente de CSIF Sanidad, Fernando Hontangas, explicará hoy las actuaciones jurídicas que se llevarán a cabo, acompañado por representantes de la Plataforma de Técnicos Sanitarios C1 y de la Asociación Española de Técnicos de Enfermería, Emergencias, Sanitarios y Sociosanitarios (AETESYS).