Lo ha dicho en una carta que ha difundido a través de sus redes sociales, después de las críticas recibidas por su declaración como testigo en el juicio y ha afirmado que en los últimos días ha recibido una “enorme avalancha de insultos y amenazas” en redes sociales y algunos medios de comunicación catalanes.

“Se me acusa de mentir y manipular, cuando lo que hice fue decir la verdad, bajo juramento”, a las preguntas de fiscalía, abogacía del Estado, acusación particular y abogados de la defensa, ha dicho.

Ha agradecido los apoyos tras su declaración y ha avisado de que “la propaganda independentista se ha reactivado con fuerza ante este juicio y recurre de nuevo a la instrumentalización de los sentimientos para intimidar”.

Además, ha sostenido que la Historia “algún día juzgará a quienes han provocado un grave deterioro de la sociedad catalana” y que solo se podrá revertir la situación recuperando el sentido común y el respeto al Estado de derecho y a la ley.

Deja un comentario