Karen Alejandra Salinas Rodríguez, fue secuestrada y asesinada en el año 2014 en Tamaulipas, México, cuando tan solo contaba con 16 años. Desde aquel día, su madre, Miriam Rodríguez Martínez, se dedicó únicamente a buscar a los asesinos de su hija.

En el momento de los hechos, se encontraba dentro de su vehículo cuando varios sujetos le bloquearon el paso y se la llevaron a la fuerza. A pesar de que la familia de la adolescente, pagaron dos rescates, la menor fue asesinada.

Miriam Rodríguez Martínez decidió tomarse la justicia por su cuenta. Desde 2014, armada con una pistola, disfraces y tarjetas de identificación falsas, se convirtió en una detective que se dedicó a rastrear a los responsables del secuestro y asesinato de su hija.

Miriam hizo de todo, se cortó el pelo, se lo tiñó y se hizo pasar por sanitaria, funcionaria electoral y encuestadora llegando a conseguir los nombres y direcciones de los asesinos e incluso a relacionarse con algunos familiares de los que iba recabando todos los detalles que podía de los secuestradores.

Hasta los más mínimos detalles los anotaba en un cuaderno que guardaba en el maletín negro de su laptop con el que hizo la investigación. Llegó a conocer sus ciudades de origen, su niñez, sus hábitos e incluso a sus amigos.

Uno de los sujetos antes de involucrase en el secuestro de su hija vendía flores en la calle. Cuando Miriam lo localizó el hombre había vuelto a ese oficio y la mujer lo atrapó en el paso fronterizo donde consiguió que lo arrestaran.

Miriam Rodríguez, la mujer que persiguió a los asesinos de su hija por todo México
Miriam Rodríguez, la mujer que persiguió a los asesinos de su hija por todo México

Miriam Rodríguez atrapó a casi todos los responsables del caso de su hija entre 2014 y 2017

Entre 2014 y 2017 la madre de la joven atrapó a una decena de criminales, es decir, a casi todos los responsables del caso de su hija. La mayoría buscaban dejar esa vida criminal, uno era taxista, otro vendía coches, una era niñera y otro había renacido como cristiano.

El rostro de Miriam se había convertido en uno de los más conocidos del país, por lo que solicitó al Gobierno algún tipo de protección al temer por su vida. En marzo de 2017 más de 20 presos se escaparon del penal en Ciudad Victoria, en Tamaulipas, donde estaban los asesinos de Karen, y tres de ellos acudieron a su domicilio a asesinarla.

El 10 de mayo de 2017 la mataron a tiros a la mujer frente a su casa y fue su esposo quien se la encontró boca abajo en la calle, con la mano en su bolsa junto a la pistola.

Otro caso similar al de Karen

El pasado mes de julio de este año, Luciano Leal Garza, de 14 años, fue engañado con un perfil falso de Facebook y posteriormente secuestrado. Aunque los familiares también pagaron dos rescates, el menor fue encontrado el pasado mes de octubre en una fosa poco profunda por las autoridades mexicanas. Los asesinos habían cubierto el lugar con basura para despistar a los buscadores.

DEJA UNA RESPUESTA