Según una exclusiva de eldiario.es, el estudio de arquitectura de Rocío Monasterio, líder del partido de extrema derecha Vox en Madrid, se hizo pasar por una de sus clientas y falsificó su firma sin su consentimiento.

Monasterio presentó documentación con una firma falsa en el Ayuntamiento de Madrid en 2004 para solicitar la licencia de un loft que realizó en la calle San Marcos. La firma falseada aparece en al menos 12 planos del proyecto que previamente se había visado en el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid, según indica el medio.

La rúbrica falsa aparece además en otros tres documentos que eran necesarios para solicitar la licencia. Monasterio habría falsificado la firma sin que la afectada lo supiera, confirma a eldiario.es: «No es mi firma», asegura sorprendida tras recibir la llamada y repasar los documentos. En total, según la documentación a la que ha accedido eldiario.es, son al menos 15 firmas falsificadas.

La firma falsificada también se usó en planos y documentos registrados en el Colegio de Ingenieros, que los visó el 12 de febrero de 2004. Junto a la rúbrica falsa de la clienta, aparece la del hermano de la líder de Vox en Madrid, Antonio Monasterio, ingeniero técnico industrial.

Firma falsificada

La clienta nunca supo que era el hermano de Monasterio quien firmaba los planos de las obras en los que supuestamente aparece su firma, confirma Carolina a eldiario.es. Era Rocío Monasterio la que se presentaba como arquitecta y la que le aseguró que era ella quien estaba haciendo el loft.

La falsificación de la firma no es la única irregularidad asociada a esta obra de remodelación llevada a cabo por la dirigente de Vox. El pasado 28 de octubre, Rocío Monasterio firmó el certificado de obra del inmueble como directora facultativa, en un documento que entregó a la clienta, pese a que no tenía la titulación necesaria para hacerlo.