Durante la conversación el falso alcalde de Kiev le preguntaba a su homólogo si Madrid «podría ayudar a deportar a Ucrania a los hombres con ciudadanía ucraniana para luchar por Ucrania, en lugar de relajarse en las playas de España».

«No deberían relajarse en las playas de España, su tarea ahora es morir en el campo de batalla o ganar esta guerra», señalaba. «Por supuesto. No creo que eso sea un problema. Madrid apoya el envío de ucranianos a Ucrania para que participen en las hostilidades. Quiero hacerte saber que creo que se necesitan hasta más soldados para luchar contra Rusia. Y Madrid tiene actualmente la capacidad de transporte, si surge la necesidad, para deportar personas a Ucrania», aseguraba el alcalde de Madrid.

Reacciones en contra

Políticos, medios de comunicación, periodistas y ciudadanos están comentando el engaño perpetrado por los rusos contra Almeida y han puesto el foco en las declaraciones dichas por el regidor madrileño.

Por su parte, Mónica García, portavoz del mismo grupo, afirmaba: «Que Almeida sea víctima de una ‘broma’ no impida ver la gravedad de aceptar deportar refugiados y homenajear a un ultraderechista ucraniano. Unas declaraciones tan serias como el daño que esto hace a la imagen de Madrid».

El famoso pianista británico, James Rhodes, también se ha manifestado al respecto, señalando que: «Me sentí muy mal por Almeida y ese video de broma. Y luego pensé en cómo él es el títere de Ayuso (evidentemente al igual que Feijóo), no tiene los huevos para hacer las cosas bien por su ciudad mientras la están jodiendo y carece de brújula moral. Y no me siento tan mal».

https://twitter.com/AnabelAlonso_of/status/1557719386542178305?ref_src=twsrc%5Etfw

Crimen de lesa humanidad

La afirmación del edil no ha pasado desapercibida por la dureza y lo grave de sus acusaciones. Y es que la deportación forzosa de población civil, es un crimen de lesa humanidad punible por la Corte Penal Internacional.

Además, en diciembre de 2019, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) emitió un dictamen que castiga y persigue afirmaciones como las de Almeida, ya que una persona refugiada o desplazada por causas climáticas o por desastres naturales no puede ser devuelta a su país de origen si con ello se pone en riesgo el ejercicio de algún derecho fundamental, como es el derecho a la vida.

Kifkif considera inadmisibles las afirmaciones de Almeida

La principal organización de defensa y representación de las personas LGTBI migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo en España, Kifkif, ha manifestado lo siguiente: «La deportación forzosa de personas civiles constituye un crimen de lesa humanidad punible por la Corte Penal Internacional. Las declaraciones de Almeida, inclusive si fueran realizadas en tono de jocosidad, que creemos que no lo son, son totalmente inaceptables e indignas del cargo que ostenta».

«Por otro lado, nos llama poderosamente la atención que un organismo público, como el que lidera, que hace bien poco por las personas refugiadas y que invoca siempre la competencia del Gobierno Central cada vez que se le plantea actuar en materia de refugio, se ofrezca a deportar a personas», han añadido.

«Las palabras de Almeida, además de reflejar un grave desconocimiento del marco jurídico que rige la protección internacional, constituyen una afrenta para las personas refugiadas, que se sienten atemorizadas ante la perspectiva de ser devueltas a los lugares de los que han huido», han zanjado.

DEJA UNA RESPUESTA