Tras el desastre de las reaperturas de la sanidad madrileña se han vivido unas jornadas de absoluta repulsa hacia las políticas sanitarias del gobierno de Isabel Díaz Ayuso, además después de las palabras de la mandataria popular contra los jóvenes y los trabajadores del sector.

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Mónica García, ha intervenido este mismo jueves y ha atacado frontalmente a la presidenta de la región por sus palabras aguerridas contra la juventud, de quienes considera que no tienen «cultura del esfuerzo».

“Por las sucesivas leyes educativas, que han convertido la educación en España en un gran fracaso, regalando los aprobados e igualando a la baja y con un exceso de promesas que solo llevan a una frustración de expectativas”, decía Ayuso.

“Insultó a toda la juventud porque según usted no tienen cultura del esfuerzo”, le recordaba por su parte García, quien ha inventado el “diccionario Ayuso-Español Español-Ayuso”.

“Cultura del esfuerzo es que su hermano cobre en una morbida lo que un joven tiene que trabajar durante 15 años, cultura del esfuerzo es que su familia no devuelva un aval público de 400.000 euros para comprarse un piso mientras los jóvenes ni siquiera pueden alquilar para emanciparse”, ha sentenciado

“Cultura del esfuerzo es que cobrara 4.000 euros de Madrid Network, uno de los chiringuitos creado por Esperanza Aguirre mientras los jóvenes coleccionan contratos basura”, continuaba.

“Si sois vosotros a los que les tiemblan las piernas cada vez que les cuelga el teléfono un banquero, un millonario o la derecha política o judicial. La próxima vez que habla de juventud o que es blandengue revise un poco su historial para darles unas expectativas de futuro”, terminaba.

Por otro lado, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea madrileña tomaba la misma senda que García. «Pues mire, vamos a hablar de los jóvenes. ¿Cómo qué no se esfuerzan, señora Ayuso? Igual es que tenemos conceptos distintos del esfuerzo, usted y yo”, insistía

“Supongo que para usted tener un problema de salud mental y tener que estar esperando meses y meses para que te atienda un psicólogo público no es esforzarse”, achacaba.

″¿Qué no tengo intención de solucionar el problema de la vivienda de los jóvenes? Es que les falta cultura del esfuerzo. ¿Qué no tengo ni idea de cómo mejorar sus condiciones laborales? Es que les falta cultura del esfuerzo”, reiteraba.

“Así que le digo una cosa para terminar, esfuércese usted que para eso cobra más que el presidente del Gobierno, en solucionar los problemas de los jóvenes y en garantizar que hay médicos en la sanidad pública”, concluía.

DEJA UNA RESPUESTA