La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha pedido en una carta al secretario general de Agenda Urbana y Vivienda, David Lucas, que se prorrogue la moratoria antidesahucios que finaliza en septiembre.

En esta misiva, ha reclamado que se blinden algunas de las medidas implementadas en materia de vivienda durante la pandemia para que adquieran un carácter estructural y permanente para «proteger no solo a la población más golpeada por la Covid, sino también a las personas que ya presentaban dificultades en el acceso y mantenimiento de una vivienda».

El sindicato también demanda el mantenimiento de la prohibición de los cortes de suministro energético y de agua en vivienda habitual a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, así como la flexibilización de las condiciones de acceso al bono social.

Respecto al alquiler, al menos hasta que se establezca una regulación de los precios en aquellas zonas declaradas como tensionadas, ve prioritario conservar indefinidamente la prórroga automática de los contratos de arrendamiento en vivienda habitual, «evitando nuevas subidas abusivas en el precio del mismo».

La PAH, hasta diciembre de 2021

A este respecto también se ha pronunciado la PAH, que urge al Gobierno a una «moratoria para todo tipo de desahucios, incluidas las ocupaciones, como mínimo hasta el 31 de diciembre de 2021″. Insisten en que «erradicar el problema es solo una cuestión de voluntad política».

Piden hacer efectiva «una moratoria real, para todo tipo de desahucios», hasta como mínimo el próximo 31 diciembre «por justicia a las 1.024.766 familias que ya han perdido su hogar desde 2008″. Tiempo «más que suficiente para tirar adelante con una Ley de Vivienda integral», como la que presentaron en 2018. Una ley que ponga solución a la «emergencia habitacional cronificada».

En Barcelona, la PAH protestó este lunes delante de la sede de la Delegación del Gobierno, y entregaron una carta dirigida al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, exigiendo la moratoria.

En la carta, pidieron al Gobierno que «promulgue una moratoria de todos los desahucios de familias vulnerables sin alternativa habitacional, hasta el 31/12/21, estableciendo en su caso las posibles compensaciones a pequeños propietarios».