El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha ligado a la campaña electoral la posición expresada por Vox sobre los futuros presupuestos de la comunidad, pero ha advertido de que los andaluces «no perdonarían nunca que se frustrara un cambio» en la región «por posiciones partidistas».

Ha dado normalidad a que la campaña electoral de las generales traiga «debates acalorados» y «frases muy fuertes y posicionamientos de los partidos donde acentúan su perfil y oposición política», pero ha mostrado su confianza en que cuando se empiecen a negociar los presupuestos se busquen «puntos de encuentro» y no de diferencias.

Moreno, que ha visitado este viernes el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, se ha pronunciado así al ser preguntado por los periodistas sobre la posición de Vox, que ha asegurado que no apoyará los presupuestos de la Junta si se financian las leyes de memoria histórica y de violencia de género.

Ha manifestado que todavía no se han empezado a negociar las cuentas y ha defendido que es necesario hacer una ley de presupuestos «acorde» a las necesidades de los andaluces «en todos los ámbitos».

Ha garantizado que están abiertos a dialogar con todas las fuerzas, por lo que espera que tanto Vox como el resto de partidos estén «con actitud dialogante y dispuestos a hablar y a acordar».

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha insistido este viernes en sus críticas y ha asegurado que «el engaño de Andalucía no va a volver a repetirse» a nivel nacional.