El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha expresado este sábado el “enorme pesar” por el rescate sin vida de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo en Totalán (Málaga) hace trece días y ha subrayado el ejemplo de solidaridad que considera que ha vuelto a dar el pueblo andaluz.

Moreno, que ha comparecido en rueda de prensa tras el primer Consejo de Gobierno del nuevo Ejecutivo autonómico, ha dicho que la noticia les ha “apenado” y les ha “roto el corazón” al conocer que se había encontrado al niño sin vida.

Ha mostrado su respaldo a la familia y ha agradecido en nombre de todo el Gobierno y de los andaluces “el enorme esfuerzo” de todas las administraciones públicas, de los cuerpos y fuerzas de seguridad, de los voluntarios anónimos, de los técnicos y de las empresas que han facilitado su maquinaria.

“Tenemos una deuda de gratitud con todos ellos”, ha manifestado Moreno, quien ha recalcado que Andalucía y el conjunto de España ha vuelto “a dar un ejemplo de solidaridad, que al final es lo que muestra la ternura de un pueblo”.

Moreno no acudirá al tanatorio porque prefiere esperar a que transcurran unos días y a que la familia pase estos momentos “tan complicados”. En representación del Gobierno irán el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, y el de Educación, Javier Imbroda, ambos malagueños.

El vicepresidente andaluz, Juan Marín, también ha expresado sus condolencias a la familia y amigos del pequeño y ha mandado un mensaje de “apoyo y solidaridad”.

“Desgraciadamente, esta mañana nos hemos dado cuenta de que la realidad es muy dura”, ha añadido Marín, quien también ha querido reconocer el trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

Deja un comentario