Casi un año después de que en España Araceli Rosario Hidalgo recibiese la primera dosis de la vacuna contra la covid-19, el 90% de la población diana está vacunada con la pauta completa, algo que ha permitido salvar muchas vidas.

Y, aunque no hay ningún medicamento que sea eficaz el 100% sea una vacuna o un medicamento de cualquier otro tipo, la gran mayoría de los casos de fallecimientos notificados se puede explicar por la situación clínica previa del paciente y/u otros tratamientos que estuviera tomando, y las causas de fallecimiento son diversas, sin presentarse un patrón homogéneo.

Los datos publicados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en relación a la incidencia de la enfermedad tanto en vacunados como en no vacunados, así como su riesgo de acabar hospitalizados, en una UCI o fallecidos en función de si han sido inmunizados o no, demuestran que el riesgo de hospitalización de una persona contagiada de 12 a 30 años no vacunada (1,4%) es muy similar al de una persona de 60 a 79 años vacunada (2%), cuando sin la vacuna este último grupo tenía una tasa 25 veces superior.

Morir por covid-19 es prácticamente improbable si estás vacunado
Morir por covid-19 es prácticamente improbable si estás vacunado

A partir de 60 años es cuando el COVID-19 tiene una mayor incidencia de hospitalizaciones y letalidad. Sin la vacuna, este grupo de 60 a 79 tendría una tasa de hospitalización del 35,7%, es decir, más de uno de cada tres, mientras que con la vacuna es uno de cada cincuenta, añaden.

De cada 25 personas de entre 60 y 79 años que se contagiaban y fallecían, ahora se salvan 24

En este último grupo mencionado la letalidad también ha caído. Antes de cada 25 personas que se contagiaban y fallecían, ahora 24 se salvan si están vacunadas. En los mayores de 80 años, el grupo más crítico, la mortalidad también ha descendido pasando de un 11,6% en no vacunados a un 1,3% en vacunados.

La letalidad por covid-19 para el grupo de 31 a 59 años era del 0% para menores de 30 y del 0,1% para personas de entre 31 y 59 pasando a ser ahora de 0% en ambos grupos y, aunque puede haber algún fallecimiento en personas de esas edades, representarían un porcentaje inferior a una persona de cada 10.000.

La conclusión, tras ver que el impacto es menor y las consecuencias menos graves que antes de la campaña de vacunación, es que la vacunas funcionan y son de gran ayuda, aunque su eficacia no sea del 100%.

En el caso de personas inmunodeprimidas o en tratamiento oncológico, se insiste desde el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) que a pesar de la vacunación, es importante que se mantengan medidas de protección como mascarillas, ventilación en espacios cerrados y distancia interpersonal.

En España, el último Informe de Farmacovigilancia de las vacunas de la Covid-19 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) tiene notificadas hasta el 3 de octubre (última fecha de la que hay datos) 314 muertes, de un total de 37.882.884 millones de personas inmunizadas, esto supone un porcentaje irrisorio del 0,0008% del total.

Ahora ya solo quedan cuestiones como buscar otras soluciones y ver qué pasa con las vacunas en menores de 12 años par poder perder de vista por completo la pandemia y recuperar la ansiada normalidad.

DEJA UNA RESPUESTA