Borrador automático

Save the Children urge a la comunidad internacional a que destine recursos adicionales a los esfuerzos de ayuda de emergencia a raíz del ciclón Idai y el ciclón Kenneth, que han azotado zonas de Mozambique, Tanzania y Malawi y han dejado a cientos de miles de personas sin hogar. La cifra de muertos por el ciclón Kenneth se eleva ya a 38, pero organizaciones como Save the Children temen que el número real sea mucho mayor. La respuesta humanitaria al ciclón Idai todavía no cuenta con fondos suficientes para hacer frente a los daños. Al golpear ahora el ciclón Kenneth, con más fuerza de la esperada, Mozambique necesita más recursos.

© Sacha Myers/Save the Children

Nicholas Finney, responsable del Equipo de Respuesta de Save the Children en Mozambique, se encuentra en Pemba y ha sido testigo de la devastación del ciclón Kenneth. “Ambos ciclones han destruido familias y medios de vida. Aquellas personas que ya vivían al borde de la pobreza ahora se han quedado sin nada. Con la disminución de las donaciones, nos enfrentamos a una situación crítica”, asegura. “Nuestro equipo está haciendo todo lo posible para prestar el apoyo necesario a las comunidades afectadas a pesar de que los recursos ya se están agotando y de que este nuevo desastre hace que la tarea sea mucho más difícil. Las necesidades humanitarias en Mozambique a raíz del ciclón Kenneth son enormes. Ahora necesitamos donantes para continuar con el trabajo mientras quede tiempo para salvar vidas», añade.

Tina, de 30 años, perdió a su hija Fátima cuando su casa se derrumbó. “Ayer por la mañana fui con tres de mis hijos a ver los daños en mi casa. Cuando llegué, entramos y fue cuando la casa se derrumbó. El muro cayó sobre mis hijos», ha explicado Tina al equipo de respuesta de Save the Children. “Después de que la pared se derrumbara lo primero que hice fue llamar a los vecinos, comenzaron a quitar la pared caída y a limpiar los ladrillos y la tierra para encontrar a los niños. Cuando los encontramos, los llevamos al hospital. Desafortunadamente, uno de mis hijos murió. Estoy muy triste por lo que pasó. Me duele el corazón y necesito comida para alimentar a mis hijos, una casa porque no tengo dónde quedarme y, por último, necesito ayuda para enterrar a mi hija», explica Tina.

Save the Children inició la respuesta humanitaria al ciclón Kenneth el sábado, distribuyendo materiales de refugio de emergencia y desplegando especialistas en salud y protección a la infancia. Hasta el momento, en respuesta a Idai y Kenneth, Save the Children ha desplegado seis clínicas, así como establecido 10 espacios seguros para niños y niñas y 26 centros de aprendizaje temporal, por donde han pasado más de 9.500 niños y niñas. La organización también ha distribuido alimentos a más de 67.000 personas.

Save the Children pide a la sociedad civil que contribuya económicamente a los fondos de emergencia habilitados por la organización en los países donde tiene presencia.

Se calcula que aproximadamente 700.000 personas en el norte de Mozambique se han visto afectadas por el ciclón Kenneth. Nunca en la historia de Mozambique se habían producido dos ciclones de esta magnitud en tan poco tiempo.

Save the Children trabaja en este país desde 1986 y fue una de las principales organizaciones internacionales en responder al ciclón Idai. Actualmente está brindando asistencia de emergencia en las cuatro provincias afectadas: Manica, Sofala, Tete y Zambezia. Por ahora ha distribuido artículos como carpas, lonas, mosquiteras y bidones y ha instalado espacios seguros para niños y niñas, así como centros de aprendizaje temporal para asegurar que tengan un lugar para jugar, aprender y recibir apoyo psicosocial. Asimismo, ha establecido clínicas móviles para ofrecer atención médica para salvar las vidas a niños, niñas y sus familias.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario