Mozambique comienza a reubicar a los supervivientes del ciclón Idai más cerca de sus hogares

En Mozambique, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, junto al gobierno y otros socios ha comenzado la labor de reubicar a las familias desplazadas por el ciclón Idai a zonas más cercanas a sus lugares de origen.

El sábado, 200 familias fueron trasladadas desde sus albergues de emergencia en la ciudad de Beira, en la zona centro-este del país. Se espera que a lo largo de los próximos 10 días otras 70.000 personas más sean trasladadas desde los campamentos de acogida temporales en los que han vivido durante el último mes. Estos campamentos cuentan con infraestructuras como escuelas, centros comunitarios o bibliotecas, entre otros.

El ciclón Idai afectó a países del sur de África como Mozambique, Malawi y Zimbabue a mediados de marzo. El país más afectado fue Mozambique, donde el ciclón causó la muerte a unas 600 personas y más de 1.600 resultaron heridas, de acuerdo con las estimaciones oficiales. Alrededor de 240.000 hogares se han visto afectados y más de 111.000 quedaron destruidos.

Las familias reubicadas durante el fin de semana procedían del distrito de Buzi, el epicentro de la devastación en Mozambique, una zona donde el ciclón Idai trajo consigo la destrucción total.

Como primera medida, estas familias han sido trasladadas a un centro de tránsito en Guara Guara, a unos 55 kilómetros de sus zonas de origen en Buzi.

Guara Guara se encuentra en un terreno más elevado y resulta un lugar más idóneo para que las familias puedan rehacer sus vidas más cerca de sus hogares, hasta que puedan volver a reconstruir sus antiguas casas, que quedaron totalmente destruidas. A su llegada, a las familias se les asignaron tiendas de emergencia proporcionadas por ACNUR y por INGC (la agencia del gobierno de Mozambique para la gestión de desastres naturales).

El asentamiento cuenta con agua potable y letrinas, y el gobierno del país – con el apoyo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU– está proporcionando comida. MSF está gestionando un centro de salud.

Las familias permanecerán en Guara Guara durante un máximo de tres días y recibirán una parcela para cultivar (de 20×30 metros, lo que supone un total de 600 metros cuadrados), paquetes con materiales para limpiar el terreno y construir sus nuevas casas, y semillas para comenzar a plantar sus propias cosechas.

ACNUR ha posicionado sobre el terreno reservas de materiales de primera necesidad (mosquiteras, lámparas solares, colchonetas, mantas, juegos de utensilios de cocina, bidones, cubos, etc.) que serán distribuidos a estas familias. Se dará prioridad a las personas mayores, personas con discapacidad, mujeres solteras y menores no acompañados.

ACNUR está trabajando con otros socios humanitarios para garantizar el cumplimiento de los estándares de reubicación aceptados internacionalmente, incluida la naturaleza voluntaria de estos traslados.

En un contexto en el que aproximadamente 1,8 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Mozambique, las organizaciones humanitarias se enfrentan a enormes desafíos debido a los grandes daños que han sufrido las infraestructuras y a la baja financiación. Hasta ahora, las agencias humanitarias han podido llegar a solo el 30 por ciento de la población identificada.

Deja un comentario