Redacción Ecología

El 29 de marzo fue hallado el cadáver de un lince ibérico que murió atropellado en una carretera de Viso del Marqués (Ciudad Real), con lo que se convierte en el duodécimo ejemplar que fallece en la Península Ibérica en 2018. según indican desde el proyecto Life+Iberlince.

Se trataba de un ejemplar de lince ibérico hembra liberado en el año 2015 y que se había establecido por la zona. El ejemplar fue trasladado al Centros de recuperación de fauna amenazada y los resultados preliminares han encontrado lesiones compatibles con el atropello. Se trata del duodécimo ejemplar que fallece este año en la Península Ibérica, el cuarto en Castilla-La Mancha.

El pasado año murieron atropellados en la Península Ibérica, en el conjunto de las áreas de distribución de la especie, un total de 31 ejemplares.

Deja un comentario