Un joven palestino murió esta mañana tras resultar herido anche sufrir disparos de fuego israelí anoche, en enfrentamientos en las protestas nocturnas ante la valla de separación entre Gaza e Israel, en las que unos diez gazatíes fueron heridos, informaron fuentes médicas palestinas.

Mohamed Shaath, de 21 años, sucumbió a sus heridas esta mañana en un hospital de Gaza tras recibir un disparo en la cabeza de las tropas israelíes cuando participaba en disturbios en la valla fronteriza.

En un incidente separado, registrado también anoche, un tanque israelí atacó una posición militar del movimiento islamista Hamás en el norte de la Franja, tras los disturbios en la verja divisoria en que manifestantes palestinos «lanzaron artefactos explosivos contra la valla de seguridad», informó un portavoz militar.

La tensión entre Gaza e Israel es alta ante la conmemoración hoy del Día de la Tierra y del primer aniversario de la Gran Marcha del Retorno, con la convocatoria de una movilización que se prevé multitudinaria.

Se espera que miles de palestinos protesten ante la divisoria con para conmemorar el primer año de las marchas que se repiten semanalmente para reivindicar el retorno de los refugiados a sus hogares y el fin del bloqueo israelí impuesto desde 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó el poder de facto del enclave.

Desde el comienzo de las movilizaciones, al menos 271 palestinos han muerto por fuego israelí, 195 en las marchas y 76 en otros incidentes violentos, según cifras de la oficina de asuntos humanitarios de la ONU en los territorios ocupados (OCHA).

También han fallecido dos militares israelíes, uno durante las protestas y otro en una operación encubierta dentro del enclave.

En lo que va de año, las protestas se han intercalado con ocho escaladas militares entre las milicias palestinas de Gaza e Israel -la última esta semana-, con proyectiles hacia territorio israelí y bombardeos israelíes sobre la franja.

El Ejército ha activado para hoy un dispositivo de seguridad alrededor del perímetro fronterizo con Gaza y ha reforzado sus tropas en la zona.

El COGAT, organismo militar israelí que gestiona los territorios palestinos ocupados, ha instado a los palestinos a mantenerse alejados a una distancia de 300 metros de la valla.