Una niña brasileña de solo 13 años ha fallecido tras dar a luz a un bebé fruto de las repetidas violaciones de su padre.

Luana Ketlen, una niña de solo 13 años que vivía en una zona rural a las afueras de la ciudad de Manaos, en Brasil, ha fallecido tras dar a luz a un bebé fruto de las violaciones de su padre Tome Faba, de 36 años. Su progenitor habría abusado de ella durante más de cuatro años tal como informa el diario ‘Metro’.

Los doctores, según cuenta Daily Mail, se apresuraron a inducirle el parto. El bebé nació sin problema, pero la joven madre falleció poco después de dar a luz.

La menor no supo que estaba encinta hasta hace dos meses, cuando empezó a sentir dolores en el abdomen. Entonces, llevaba cinco meses embarazada, tal como han explicado las autoridades.

Su familia tampoco se había enterado de nada hasta que los cambios físicos comenzaron a hacerse evidentes. Fue su tía quien la persuadió para que contase quién la había violado, pero su madre no creyó las palabras de la niña al confesar que era su progenitor quien la había agredido sexualmente, además de amenazado con matarla si alguien se enteraba.

La policía arrestó al padre del bebé, Tome Faba, de 36 años, que también era padre de Luana y está acusado de abusar sexualmente de la niña fallecida desde que tenía 9 años. La detención se produjo varios días después porque Faba emprendió la huida, aunque fue posteriormente localizado y arrestado.

El padre, puesto a disposición judicial el pasado 27 de diciembre, está acusado ahora de cargos de homicidio y abusos sexuales