Borrador automático

El cómico británico Ian Cognito se encontraba hace unas noches ofreciendo un monólogo en el bar The Attic, al sur de Inglaterra. Hizo una broma de humor negro: «¿Os imagináis sufrir un derrame y despertarte hablando en galés?». Minutos después, se sentó en una silla en el escenario y su cabeza y sus brazos quedaron colgando. El público siguió riéndose, pensando que se trataba de parte del show… pero no. Ian Cognito estaba muerto.

Cuenta la BBC que tras unos cinco minutos, el público empezó a preocuparse y el presentador del evento, Andrew Bird, subió al escenario a comprobar qué pasaba. «Todos, incluido yo, pensábamos que estaba bromeando. Incluso cuando le toqué el brazo, esperaba que dijera ‘¡booo!», dijo Bird.

Llamaron a una ambulancia al ver que no reaccionaba y dos enfermeras que estaban entre el público empezaron a hacerle masaje cardiaco. Cuando llegaron los sanitarios, era demasiado tarde: Ian Cognito había muerto. Según la BBC, las causas exactas del fallecimiento no se han revelado.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario