Una familia de Lepe, Huelva, ha interpuesto una reclamación ante el Servicio Andaluz de Salud (SAS) por la muerte de una mujer de 47 años, tras sufrir un ictus la mañana del pasado 14 de agosto y “llegar la ambulancia adecuada, el 061, casi tres horas después“.

Blanca Morales, hermana de la fallecida, ha asegurado que están a la espera de recibir todos los exámenes médicos para interponer una demanda judicial.

Morales ha relatado que el 14 de agosto notó que le sucedía algo raro a la fallecida porque “no podía hablar, se le trababa la lengua, arrastraba una pierna y no podía caminar“. Sobre las 9.00 horas llamaron a una ambulancia, “que llegó solo con el conductor sobre las 11.20 horas”.

Una vez que se trasladaron a la víctima a la ambulancia, personándose los sanitarios “sobre las 11.50 horas“, llevándola entonces al hospital. Una vez en la capital, comprobaron los médicos y trasladaron a sus familiares que “a esta mujer le habían dado un ictus con derrame“, ha remarcado su hermana, quien ha añadido que “sin saber que el tiempo que ha transcurrido desde que le dio decidió derivar en una ambulancia de pacientes críticos al Hospital Virgen del Rocío“.

Morales ha asegurado que el fin de esta denuncia es que “estos hechos no se vuelven a repetir evitar que ocurra a otras personas”, ya que es “indignante que el SAS no cuente con los recursos suficientes para realizar el traslado de urgencia que había necesitado su hermana, que ahora está enterrada“.

Deja un comentario