Al menos trece personas han muerto y unas 80 han resultado heridas por la explosión de un tanque de gas para cocinar situado en un taller cerca de una escuela en la capital del Yemen, Saná, que ha sido causada supuestamente por un bombardeo, según el Gobierno rebelde.

El Ministerio de Sanidad controlado por los rebeldes hutíes ha asegurado en un comunicado que la explosión fue provocada por un ataque de los aviones de la coalición liderada por Arabia Saudí, que interviene en el Yemen en contra de los insurgentes.

Sin embargo, residentes de la zona donde se produjo el estallido han asegurado a Efe de que los aparatos de la alianza no sobrevolaron el área en el momento de la explosión.

Vecinos del suburbio de Sawan, en el este de Saná, han explicado a Efe que una fuerte explosión de un tanque de gas ubicado en un taller de metal afectó a un colegio cercano y causó heridas y la muerte de algunos de los alumnos.

Por ello, cinco niñas se encuentran entre las víctimas mortales, todas ellas civiles, según el ministerio hutí y los residentes.

Los heridos han sido trasladados a hospitales cercanos en la ciudad, que en muchas ocasiones en el pasado han sido blanco de los bombardeos de la coalición árabe, menos frecuentes en los pasados meses.

Una columna de humo se elevaba sobre el área de la explosión, a la que le siguieron estallidos de menor potencia, tal y como pudo constatar Efe.

El Yemen es escenario de un conflicto armado entre las fuerzas leales al Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente, y los rebeldes chiíes, que le disputan el poder y controlan regiones del norte y el oeste del país, incluida la capital.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario