El próximo sábado, 9 de mayo, a partir de las 9 horas y durante todo el día,  Mujeres por la Abolición, con la colaboración de decenas de organizaciones feministas, hará la II MARCHA ABOLICIONISTA, está vez europea, en las RRSS. El objetivo es exigir la abolición de la prostitución, pornografía y explotación reproductiva (vientres de alquiler). Sus peticiones se recogen en el manifiesto que se puede leer en el documento adjunto, firmado ya  por cerca de 1200 personas  y 110 asociaciones.

La I Marcha Abolicionista se hizo en Barcelona, el 11 de mayo de 2019. Era la primera vez que se hacía algo tan arriesgado, y con la mayor relevancia tratándose de los barrios barceloneses más sacudidos por la prostitución. Los medios de comunicación, incluyendo canales nacionales de TV,  se hicieron eco de esta marcha que resulta un hito en la  historia del abolicionismo español.

Desde entonces, Mujeres por la Abolición ha seguido trabajando y estrechando lazos con grupos de todos los territorios de este país, y con otros países europeos y de América Latina. La situación sanitaria les hizo posponer la marcha al 12  de septiembre, pensando que podría normalizarse la situación, pero ante la evolución de las restricciones, y por responsabilidad ciudadana, han decidido hacer esta marcha virtual manteniendo la fecha original del 9 de mayo. 

Para realizar la marcha se van a colgar fotos y vídeos,  a título individual y por colectivos, en todas las RRSS.  Lo mismo harán en UK grupos como Model Nordic Now, y Radical Girlsss. Ya en otros estados, Marcha Mundial de las Mujeres Francesas, Ni Una Menos Munich, Feministas Humanistas Argentina, Fundación Alika Kinan, o Red Alto al Tráfico y la Trata, entre otras.

Para la visibilización previa en RRSS de la II Marcha Abolicionista, se irán colgando fotos y vídeos, y el mismo día 9, se usarán dos hashtags ·#9M2MarchaAbolicionista y #9M2ndAbolicionistMarch. La idea es llenar las redes sociales de fotos, vídeos y reivindicaciones feministas. 

El objetivo inicial de la II Marcha Abolicionista era terminarla en un Congreso con ponentes internacionales. Dada la situación sanitaria, mantienen el Congreso, pero se ha trasladado a septiembre y se hará de manera virtual.

Las ponentes, que ya se han confirmado son: Ingerborg Kraus  y Julie Bindel que hablarán de prostitución; Amelia Valcárcel y Renate Klein, que tratarán la explotación reproductiva; Gail Dines se ocupará de pornografía,y Raquel Rosario Sánchez,  junto a Janice Raymond, harán sus conferencias en torno al género.

Al final de este Congreso, la superviviente Alika Kinan leerá el documento de exigencias a los gobiernos que están preparando desde Mujeres por la Abolición junto a un grupo de feministas de distintas organizaciones.

La exigencia de abolicionismo es cada vez mayor, pese a las presiones de los lobbies proxenetas, y esperan que los medios de comunicación se hagan eco de este fenómeno en aumento.

Mujeres por la Abolición deja claro que la abolición de la prostitución es muy diferente a la prohibición. Las abolicionistas no quieren prohibir, exigen la abolición, que lleva inherentes unas medidas de inserción y atención para las mujeres prostituidas. La abolición centra la penalización en los puteros.  

Exigen, además, acabar con la pornografía, que es otra forma de violencia, antesala de la prostitución, y prohibir el negocio de la explotación reproductiva, que utiliza a mujeres pobres para comprar y vender bebés.

 Mujeres por la Abolición