Hija de Esteban Muruetagoiena, médico de Oiartzun que murió por torturas policiales. Acaba de iniciar los trámites para que la nueva ley reconozca a su aita como víctima. Destaca que por primera vez se abre una puerta

Muruetagoiena: “En 39 años ninguna institución se ha dirigido a nosotras”

N.D. | EITB MEDIA

Tamara es hija de Esteban Muruetagoiena, médico de Oiartzun que murió por torturas policiales. Acaba de iniciar los trámites para que la nueva ley reconozca a su aita como víctima. Destaca que “por primera vez se me abre una puerta” y remarca que “yo me merezco justicia”.

Tamara Muruetagoiena inició en mayo los trámites para que se investigue, se reconozca y se repare el caso de su padre. El 28 de marzo de 1982 falleció después de haber pasado 9 días incomunicado, y con importantes signos de tortura. Llevaba 3 días en libertad. Nunca ha sido reconocido como víctima de abusos policiales. Ni si quiera se ha investigado su caso. Por ello, lamenta que «nunca ninguna institución se haya puesto en contacto con nosotros» y asegura con tristeza que «durante 39 años hemos estado muy solos».

Tamara dice que la nueva ley «por primera vez en 39 años abre una puerta a un reconocimiento institucional y a una investigación» y eso, destaca que, «es muy importante». Una de las cuestiones que más valora es poder saber la verdad de lo ocurrido, porque argumenta breve y contunde, «yo me merezco verdad y justicia». Lleva años investigando por su cuenta con mucha dificultad «porque todo lo que se puede documentar es un desastre» y ha llegado a realizar un documental sobre su aita. Agradece en este sentido la ayuda que ha recibido de muchas personas. Asegura, «sería una lista muy larga como en los Oscar». Está especialmente agradecida al antropólogo forense Paco Etxeberria «un profesional con una calidad humana que me ha ayudado muchísimo».

En este sentido, lamenta que sean ellos mismos los que tengan que dar el paso de tramitar la solicitud y realizar todo el proceso porque advierte «esto requiere mucha iniciativa, es doloroso y muchas personas no van a hacerlo».

Tamara Muruetagoiena espera ahora a que el Gobierno Vasco o la comisión que investigue este caso «se ponga en contacto». Al Gobierno español le pediría «que no prescriban este tipo de delitos». Argumenta que «son cuestiones políticas y arbitrarias» y que la persona que lo tiene en su mano, el Ministro de Interior Grande Marlaska, «sea una persona parcial que no ha hecho nada de lo que tenía que hacer en su día».

Tamara ha recordado con la emoción contenida cómo era su aita, «al que casi no conocí». «Murió cuando casi tenía 8 años pero tengo recuerdos muy idílicos de aquella época en la que era médico en Oiartzun y visitaba a la gente en sus casas». Era, ha recordado, «una persona que le encantaba leer, el monte y muy generosa».

Ha recordado como durante años «le asfixiaba Euskadi» porque «aquí ha habido una cultura del silencio que no ha dejado que las cosas fluyan y evolucionen de mejor manera». Ha rememorado como «me enfrenté a mi madre que me dio una carpeta con recortes de la época y fue horrible leer aquello». Y recuerda, «mi madre lo pasó muy mal y no pudo verbalizarlo».

Muruetagoiena: “En 39 años ninguna institución se ha dirigido a nosotras”

Muruetagoiena: “En 39 años ninguna institución se ha dirigido a nosotras” 

 Noticias de última hora

DEJA UNA RESPUESTA