El secretario de Estado de Derechos Sociales y dirigente de Podemos, Nacho Álvarez, ha defendido que España necesita una reforma de las pensiones, que no debe suponer un «recorte», y ha desdeñado los planteamientos que implican reducir las futuras prestaciones, como aumentar el cómputo de años para calcularla.

«¿España necesita recortar sus pensiones? No. ¿España necesita una reforma del sistema de pensiones? Sí. Reformar y recortar no es lo mismo.», ha apuntado en un amplio hilo en Twitter para destacar que la clave para garantizar el sistema de pensiones en los próximos años radica en la «suficiencia de las prestaciones y la sostenibilidad del sistema».

Al respecto, Álvarez ha sostenido que ambas son compatibles, «siempre y cuando se aborden algunas reformas». Concretamente, replica las tesis de algunos economistas que plantear «reducir prestaciones» (como «desindexar su crecimiento del IPC» o «ampliar el periodo de cálculo) para garantizar la sostenibilidad del sistema.

El 66% de las pensiones están aún por debajo de 1.000 euros al mes

A su juicio, esta opción en un sistema en el que el 66% de las pensiones están aún por debajo de 1.000 euros al mes, «comprometería la suficiencia de las prestaciones, y además aumentaría la desigualdad social».

Por tanto, en lugar de «recortar prestaciones presentes o futuras», Álvarez contrapone que Podemos ha defendido «siempre» que deben subir los ingresos de la Seguridad Social para «hacer sostenible el sistema y, al mismo tiempo, garantizar la suficiencia de las pensiones».

También ha explicado que el gasto de España en pensiones se sitúa actualmente en el 11% del PIB. A continuación, detalla que con la jubilación del ‘baby boom’, actualizando con el IPC y «sin el recorte asociado al factor de sostenibilidad», en 2050 ese gasto aumentaría hasta el 15% (según estimaciones de la AIReF).

Nacho Álvarez - Pensiones

«La jubilación del ‘baby boom’ es un reto, es evidente, pero conviene no olvidar que ya hay países de la UE que actualmente alcanzan niveles de gasto en pensiones del 14%-15% del PIB (Italia, Francia o Austria). Hablamos de un reto, no de un drama ni de la quiebra del sistema», ha reivindicado.

Por tanto y «frente a la vía del recorte», Álvarez ha aseverado que garantizar la sostenibilidad y la indexación «es posible» con una serie de medidas. En primer lugar, con el aumento de ingresos mediante el «destope» de cotizaciones más altas y la reforma del régimen de autónomos. También contribuye la eliminación de los gastos «impropios» del sistema.

Desgrana Álvarez que «estas medidas permitirían hacer frente al reto del baby boom sin recortar las prestaciones, y con un nivel de gasto inferior al 13% del PIB en 2050. Es sostenible y justo que una sociedad más envejecida gaste dentro de tres décadas 2 puntos más del PIB en la población mayor».

Además, ha destacado que ampliar el periodo de cálculo «no está» en el Pacto de Toledo y –en un contexto de carreras laborales más «erráticas y discontinuas»– «reducirá las futuras prestaciones de quienes hoy sufren la precariedad». «Es un doble castigo», ha relatado.