Siempre ha existido negocio con los niños. Existen historias muy duras de niños robados que han hecho feliz a muchos y han amargado cruelmente a otros. Sobre todo a quien durante nueve meses ha gestado a un ser y que a la postre se ha visto desposeída de él por el acto inmoral de un tercero. Por suerte, tener un hijo por esta vía está duramente perseguido no sólo por la ley sino también por la historia que no olvida. Hoy en día hay fórmulas más modernas de negociar, de alcanzar un acuerdo que precisa de dinero, esto es obvio, y un deseo para que en un futuro un “mini yo y un mini tu corretee por la casa”.

Estas fueron las justas palabras retransmitidas en un reciente programa de televisión cuando, una pareja enamorada del mismo sexo cenaba mientras tomaban una copita de vino. El lugar era el propicio, un restaurante, donde siempre se ha dicho que surgen los mejores actos negociales. La gran diferencia radica en que el tema de conversación era sobre la familia. Así, fruto del amor surge un núcleo familiar formado por la pareja que, superado ya hoy en día, basta con la unión de hecho o de derecho de dos personas de igual o distinto sexo y que así deciden compartir sus vidas. Fruto de un deseo, pero no únicamente, el núcleo se ramifica en descendientes que cuando no es posible obtenerlos por el medio natural es preciso recurrir a las vías existentes para que el concepto de familia se amplíe con la llegada de otros seres que adquieren una protección especial no solo por parte de sus progenitores sino también por parte del derecho.

Las sociedades existentes en nuestro mundo son el mejor laboratorio para la supervivencia. Esto es así porque continuamente se ven en la posición de cubrir las necesidades de quien lo requiere. El poder económico mueve montañas y es capaz de generar sistemas, recursos y procedimientos que va más allá del cuidado de lo moral. Si las familias necesitan niños se habilitan las oportunidades necesarias para que esto sea posible. Algo así ocurre en Estados Unidos (Canadá, Ucrania y Rusia), ya que es un país donde a través de la gestación por sustitución se da vida a un ser, por técnicas de reproducción asistida, que como característica fundamental va a ser separado de la persona que lo gesta y va a ser entregado a otra u otras que lo acogen y toma la posición natural de la primera para que, de esta forma, forme parte de lo que va a ser a la postre su verdadera familia.

pexels.com

El interés del menor abre las puertas

Hijo de españoles es español y debe adquirir la nacionalidad mediante la filiación, sin embargo, a día de hoy, estas familias comienzan a escribir su libro de familia con el conocimiento de tener las puertas cerradas. Esto es así porque la legislación en España no acompaña y deben transcurrir décadas de malas experiencias para que nuestro poder legislativo adopte las medidas legales que regularice tal situación. Mientras tanto queda todo supeditado al solucionador de problemas, es decir, a los tribunales de justicia. Nacionalidad, filiación, progenitores legales, familia, prestación, seguridad social, cuidados, educación, valores, entre otros, son las cualidades y necesidades  que hacen que un niño esté en condiciones de igualdad, ya que, una vez nacido merece absolutamente las mismas posibilidades que cualquier otro.

El interés del menor es lo que prima, no tiene importancia si tiene padre y madre, si tiene padre y padre, solo madre, o dos madres. Ya lo que importa es la condición de igualdad ante otros niños españoles que han nacido por un método tradicional, han sido adoptados o acogidos.

 

En España es nulo de pleno derecho

Un negocio nacido en país extranjero que tiene consecuencias en el  país de residencia de su tutor/tutores, que se subrogan en una posición fundamental dentro de la familia como es la de padres/padre/madre o, madres. Un estado como el español que declara abiertamente mediante ley que es nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero debe ceder ante la filiación y su correspondiente registro en el consulado del país de destino realizada en el país de origen. Esto otorga el título habilitante que declara en fase jurídica que ese menor debe ser protegido porque es un ser con absolutamente todos los derechos humanos habilitados para crecer en paz y armonía en un mundo diseñado por mayores, que convive en sociedades modernas reguladas por el derecho internacional privado que termina de limar absolutamente todo tipo de aristas y que tan solo con dinero se puede librar.

Algo que nace como solución a los problemas de esterilidad de la persona, aunque también vinculado a la investigación científica, como es la reproducción asistida se convierte cada día más en la solución para ampliar o crear una familia. Aunque es un sector que no está al alcance de cualquiera debido a la cantidad de recursos, mecanismos y medios que se necesitan, esto no es óbice para afirmar que, todo aquel que lo consigue podrá decir abiertamente, aunque pueda ser mal sonante, que: producto de un negocio, corretea por mi casa. Gesto, sin duda, que minará sus vidas de una felicidad radiante por todo lo que esto significa.

Siempre he pensado que detrás de todo ser humano hay un periodista. Soy amante de los datos pero también de saber qué hacer con ellos. Entre mis aficiones están el deporte, la música, la era digital, la actualidad y contar pero, más aún, ¡saber contar!

Deja un comentario