El secretario general de la ONU, António Guterres, demandó este lunes «máxima moderación» para evitar una escalada en Gaza, donde Israel ha lanzado una tanda de bombardeos en respuesta a un cohete disparado contra su territorio.

Guterres, a través de un portavoz, declaró que está «gravemente preocupado» por estos últimos acontecimientos y señaló que Naciones Unidas está trabajando con Egipto y otros actores para tratar de rebajar la tensión.

«Una mayor escalada probablemente empeorará una situación, ya de por sí mala, especialmente para los civiles de cerca y dentro de Gaza», dijo a los periodistas el portavoz, Stéphane Dujarric.

Para la ONU, el lanzamiento desde Gaza de un cohete que destrozó una vivienda en Israel y dejó a siete civiles heridos es «una violación seria e inaceptable».

Mientras, Dujarric dijo que la organización está al corriente de las informaciones sobre la respuesta israelí y la está siguiendo de cerca.

El Ejército de Israel lanzó este lunes varios bombardeos contra objetivos del movimiento islamista Hamás, que alcanzaron dos infraestructuras militares y de entrenamiento del grupo en el norte de Gaza.

El Ministerio de Sanidad palestino informó de que hasta el momento no se han producido heridos.

En las comunidades israelíes junto a la frontera con Gaza, las autoridades abrieron los refugios y alertaron a la población de la inminente tanda de bombardeos, además de suspender el tren entre las ciudades de Ashkelon y Sderot, informó el digital «Times of Israel».

El Ejército israelí no respondió inmediatamente, como acostumbra, al lanzamiento del cohete esta madrugada, cuya autoría ninguna milicia ha reclamado, pero responsabilizó al movimiento islamista Hamás que controla el enclave del disparo.

El proyectil era de fabricación casera e impactó en la localidad de Mishmeret, a más de 120 kilómetros del enclave, informó una portavoz militar.

El aumento de la tensión ha llevado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a acortar su visita oficial a Washington, donde tenía previsto hablar este lunes en el foro anual del Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí (AIPAC).

Netanyahu regresará a Israel inmediatamente tras reunirse con el presidente estadounidense, Donald Trump.