La limitación de los precios del alquiler fue una de las medidas estrella del acuerdo que selló la alianza de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos. Ambos partidos acordaron otorgar a los ayuntamientos y a los gobiernos regionales la potestad para limitar los precios del alquiler en zonas que se determinarán tensionadas.

Sin embargo, dicha propuesta ha supuesto un punto de desencuentro en el seno del Gobierno de coalición. Así lo ha señalado la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño,  que ha afirmado que las ciudades que están regulando los alquileres no están teniendo “mucho éxito”, por lo que ha explicado que el Ejecutivo se concentrará en aumentar la oferta de vivienda este año.

Horas antes el Banco de España publicaba un informe en el que señala que la regulación de los precios de la vivienda de alquiler puede presentar “efectos adversos potencialmente significativos” a medio y largo plazo, entre ellos la reducción del número de viviendas en el mercado y el recorte de los gastos de mantenimiento por parte de los propietarios. Además, esta política «puede crear segmentación en el mercado de la vivienda al concentrarse las medidas de control de rentas en determinados colectivos o zonas de una ciudad», añade el documento.

En una entrevista en la Cadena Ser, Calviño ha destacado que el objetivo del nuevo Gobierno es aumentar la oferta de alquileres y ha avanzado que el Ministerio de Fomento lleva un tiempo trabajando en un nuevo Plan de Vivienda con el que se pretenden levantar 20.000 casas e incorporarlas al parque público de alquiler.

La ministra ha admitido que “La vivienda es uno de los grandes problemas de la sociedad española, ya que los jóvenes no pueden emanciparse y hacer su proyecto vital, ni tener hijos, ya que no pueden abordar el coste del alquiler», aunque ha matizado que dicho problema está «muy concentrado» en Madrid, Barcelona y barrios de grandes ciudades.

El pacto firmado en su día entre Sánchez e Iglesias para formar un Gobierno progresista incluía el compromiso de frenar las “subidas abusivas del alquiler”. Para ello, en las zonas más tensionadas, “se habilitará a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos” para que lleven a cabo esa limitación a partir del índice de referencia elaborado por el departamento de José Luis Ábalos. Un punto que choca contra las manifestaciones realizadas por Calviño y ante las que Podemos, por el momento, no se ha posicionado.

Fuente: Cadena Ser, ElDiario.es, El Mundo e Idealista.