Kristalina Ivanova Gueorguieva es una política y economista búlgara y la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 2019. Como todas las instituciones, el FMI también se pronuncia sobre la crisis sanitaria y lo que viene tras ella.

En un reciente mensaje en su cuenta de Twitter, Gueorguieva publicaba un tuit sobre la recuperación ecológica tras el coronavirus. «#GreenRecovery (recuperación verde) es posible después de #COVID19», escribió la directora del FMI, añadiendo además 3 puntos para empezar esta eventual recuperación verde mientras se pone en marcha el estímulo fiscal:
✅ Apoyar las inversiones verdes
✅ Eliminar los subsidios a los combustibles fósiles y el precio del derecho al carbono
✅ Realizar inversiones que conduzcan a empleos verdes y a un futuro más sostenible.

Su mensaje fue ampliamente celebrado, comentado y compartido; pero una voz discordante a la vez que reconocible señaló que Gueorguieva estaba equivocada. Naomi Klein , periodista, escritora y activista canadiense, citaba su tuit y señalaba con cierta acritud que «Viniendo del FMI, que desde hace mucho tiempo ha asegurado la expansión masiva de los combustibles fósiles, este es un cambio bienvenido».

La reconocida periodista por su crítica a la globalización y el capitalismo y autora de La doctrina del shock, señaló que «las políticas de estímulo deben ser más que ecológicas, también deben ser justas, con los contaminadores pagando».

Klein avisó, además que «el aumento de los precios en medio de una depresión provocará una temible reacción…»