El emperador Naruhito recibió hoy los tesoros imperiales de Japón, en el primer acto programado hoy como parte de las ceremonias de su ascenso al Trono del Crisantemo.

En la ceremonia, que comenzó a las 10.31 hora local (01,31 GMT), Naruhito, de 59 años, que sucede a su padre, Akihito, de 85, recibió una réplica de la legendaria espada Kusanagi y otra de una joya de jade, así como los sellos imperiales.

En el acto, que tuvo lugar en una de las salas del Palacio Imperial, en Tokio, estuvieron presentes sólo los integrantes varones de la familia imperial, así como representantes de las autoridades políticas.

Fuente