El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, aseguró este miércoles que su país no quiere «ayuda» de Estados Unidos, sino hacer «negocios» con las empresas de este país para lograr un cambio «sólido» que permita reducir la violencia y crear oportunidades económicas.

Bukele pronunció en el centro de pensamiento Heritage Foundation, en Washington, su primer discurso público desde que fue elegido presidente de El Salvador el 3 de febrero, en una victoria que representa el fin de décadas de bipartidismo en el país centroamericano.

Frente a más de un centenar de personas, Bukele adelantó que cambiará las relaciones con Washington cuando tome posesión de su cargo el 1 de junio y afirmó que tratará de revitalizar los intercambios comerciales entre las dos naciones para promover el crecimiento económico en El Salvador.

«Nosotros no queremos ser ayudados, queremos hacer negocios con ustedes», subrayó Bukele, empresario de 37 años.

«La realidad es que Estados Unidos nos puede mandar mil millones de dólares, pero no provocará una gran diferencia. Pero, si Estados Unidos comienza a hacer negocios con nosotros, entonces, eso provocaría un gran cambio que sería solido y permitiría crear trabajos reales», afirmó.

Solo en 2017, El Salvador y Estados Unidos intercambiaron bienes por valor de 5.500 millones de dólares, una relación comercial que benefició sobre todo a la parte estadounidense, que ostentó un superávit de 830 millones de dólares, según datos de la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR, en sus siglas en ingles).

En términos generales, Bukele cuestionó la relación labrada con Estados Unidos por parte de los dos partidos que gobernaron El Salvador desde el fin del conflicto interno (1980-1992): el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda) y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha).

«Hay algo muy importante, y por eso estamos aquí. La relación de El Salvador con Estados Unidos se ha erosionado en los últimos diez años por temas de ideología o por falta de pragmatismo», manifestó.

«Nos olvidamos de que tenemos un tercio de nuestra población en Estados Unidos, que la moneda estadounidense es la nuestra, que el 80 % de nuestras exportaciones tienen como destino Estados Unidos y que el 80 % de nuestras importaciones vienen de Estados Unidos», añadió Bukele.

Según el centro de investigación Pew, la comunidad salvadoreña en Estados Unidos ha crecido un 33 % desde 2007 y, actualmente, supera los 1,95 millones de personas, la mayor comunidad de salvadoreños en el exterior.

Bukele, de visita en Washington, tiene previsto mantener reuniones mañana en el Departamento de Estado.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario