Esta misma semana una casa abandonada en el municipio valenciano de Burjassot pudo ser el escenario de dos  violaciones a dos niñas de 12 años y 13 años. Tal y como indican las primeras informaciones una de ellas podría haber sido violada de manera grupal.El caso llegó a la Policía Nacional gracias a la voz de alarma de una tercera niña, amiga de las agredidas, que avisó de inmediato a sus padres.

Tras ello fueron detenidos cinco menores, de entre 15 y 17 años, que han sido acusados de violación, pero ya han sido puestos en libertad vigilada.

La Fiscalía, sin embargo, había pedido el internamiento en régimen cerrado para cuatro de ellos. Pero dicha medida no fue respaldada por el juez. Los hechos se siguen investigando mientras continúa la búsqueda de un sexto menor.

Tras ello la ultraderechista, vinculada a Vox de Cristina Seguí, comenzaría a difundir imágenes de las menores, en las que estas reconocen que saldrán en televisión y esta lo interpretó como una banalización de la violación, por lo que se dedicó a subir imágenes de las menores.

A raíz de estas publicaciones Javier Negre proseguía con el argumentario, como indica Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, «afirma que las niñas de 12 y 13 años que han denunciado sendas violaciones en Burjassot están ‘fabricando una prueba falsa’ y merecen que sus padres les peguen ‘una hostia’».

Javier Negre afirma que las niñas de 12 y 13 años que han denunciado sendas violaciones en Burjassot están «fabricando una prueba falsa» y merecen que sus padres les peguen «una hostia». Ha difundido en su canal de YouTube el mismo vídeo de las menores que publicó Cristina Seguí. pic.twitter.com/m7fW8s3tqg

— Rubén Sánchez (@RubenSanchezTW) May 20, 2022

Acto seguido el ultraderechista difundía el mismo vídeo expuesto por Seguí.

DEJA UNA RESPUESTA