El Gobierno ha blindado la Basílica del Valle de los Caídos con un dispositivo de seguridad que no tiene precedentes para impedir que ninguna cámara inmortalice el histórico momento en el que los restos mortales del dictador Francisco Franco serán exhumados.

Una carpa con techo cubrirá la zona cero y las pocas personas autorizadas para entrar tendrán que pasar por un escáner y por un detector de metales para que nadie introduzca móviles o grabadoras. Ni siquiera la familia podrá sacar fotos.

Sin embargo, eso no es suficiente para que fascistas de toda índole quieran estar cerca de su ídolo. El jueves a la mañana, los ultras de derecha siguen una convocatoria lanzada por la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) y distintos grupos neonazis y fascistas animan a sus seguidores a acercarse al cementerio de Mingorrubio. “Recemos por quien hizo tanto por España y su Grandeza”, dice el llamamiento realizado por esa entidad fascista.

El acto del jueves contará además con el apoyo y la participación de los ultraderechistas que impulsan la campaña “El Valle no se toca”. También el partido nazi Alianza Nacional había llamado a sumarse a la convocatoria de la Fundación Franco y plantean estar allí desde una hora antes «para recibir el féretro con los restos mortales del Caudillo de España como merece. No hemos podido frenar la Profanación pero hagamos que el día 24 de octubre sea el inicio de la Vindicación”, indicaron desde la formación.

De igual manera, “Alianza Unida por España” ha llamado a través de las redes sociales a concentrarse “en todos los ayuntamientos de España” para hacer “reivindicación y homenaje a Franco”.

Asimismo, la Asociación de Militares Españoles (AME), conformada principalmente por militares retirados, también ha difundido el llamamiento de la Fundación Franco para este jueves.

Vídeo Recomendado:

1 Comentario

Deja un comentario