El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reivindicó hoy el triunfo del «bloque de la derecha» en las elecciones legislativas y aseguró que empieza a trabajar hoy mismo en la formación de Gobierno.

Aunque las encuestas a pie de urna dan como candidato más votado a su rival, Beni Gantz, al frente de Azul y Blanco, Netanyahu aseguró que «el bloque de la derecha liderado por el Likud ha ganado una victoria definitiva».

«Agradezco a los ciudadanos de Israel la confianza», dijo el mandatario en un escueto mensaje en su cuenta de Twitter, donde aseguró que empezará a formar «una coalición de gobierno» con sus «socios naturales» esta misma noche.