El primer ministro y titular de Defensa israelí, Benjamín Netanyahu, dio hoy instrucciones al Ejército para continuar la operación contra el lanzamiento masivo de proyectiles por las milicias palestinas desde Gaza y reforzar las tropas en la zona fronteriza.

«He ordenado que continúen los ataques masivos contra objetivos terroristas en Gaza y reforzar las tropas de blindados, artillería e infantería en torno a la Franja», declaró el jefe de Gobierno al comienzo de la reunión del Gabinete en funciones.

Netanyahu envió sus condolencia a la familia de la víctima israelí que murió esta madrugada por las heridas provocadas por un cohete desde Gaza, en este nuevo repunte de violencia que comenzó hace 24 horas y que esta mañana continúa con la activación de las alarmas antiaéreas en Israel, la última a las 8.15 GMT.

Según los medios locales, el Gabinete de Seguridad israelí se reunirá a partir de las 09.30 GMT para evaluar la situación.

Las milicias palestinas han disparo desde ayer alrededor de 450 cohetes contra Israel, que este ha respondido con bombardeos de represalia sobre 220 objetivos militares de las milicias palestinas.

En total, seis palestinos han muerto en Gaza, cuatro milicianos, y una bebé y su madre, según el Ministerio de Sanidad.

El Ejército israelí negó hoy que la madre y la menor palestinas hubieran perecido en los bombardeos israelíes y aseguró, de acuerdo a una evaluación de inteligencia, que murieron a causa de un cohete del movimiento islamista Hamás, extremo negado desde el lado palestino.

La aviación israelí siguió atacando hoy diversos objetivos de Hamás, que controla de facto el enclave, y de la organización islamista, Yihad Islámica, a quienes hacen responsables de esta escalada.

«Hamás tiene la responsabilidad no solo de sus ataques y acciones, sino también de las acciones de la Yihad Islámica, y está pagando un precio muy alto por ello», dijo hoy Netanyahu.

El Ejército concretó que entre los objetivos de hoy «se encontraban los almacenes de armas ubicados en las casas de los agentes de Hamás en Rafah y Jan Yunis, y otras armas encontradas en una casa que pertenece a las fuerzas aéreas de Hamás en la ciudad de Gaza».

El primer ministro israelí pidió a los residentes de Israel que sigan las instrucciones de seguridad, como estar cerca de los refugios antiaéreos y afirmó estar trabajando «para restaurar la paz y la seguridad a los habitantes de sur».

Naciones Unidas y Egipto median desde anoche entre las partes para contener la escalada y retomar el acuerdo de «calma por calma», que incluye un alivio del bloqueo israelí de Gaza y el cese de la inestabilidad en la frontera por parte de las milicias.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario