REUTERS/Carlos Herrera

En el marco de las recientes detenciones de cuatro personas aspirantes a la presidencia y de dos figuras públicas de la política nacional, así como el hostigamiento legal que sufren personas defensoras de derechos humanos, periodistas y medios de comunicación independientes, Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, dijo:

A unos meses de las elecciones presidenciales el gobierno de Daniel Ortega continúa con su estrategia represiva contra los disidentes o quienes son percibidos como tales. Las autoridades nicaragüenses se valen nuevamente del Poder Judicial para amedrentar y silenciar a personas defensoras de derechos humanos, activistas políticos y periodistas. Con estos hechos queda claro que el camino hacia las elecciones estará plagado de acciones represivas implementadas para imposibilitar que la población pueda ejercer sus derechos políticos sin temor a represalias”.

La situación de los precandidatos y periodistas es particularmente preocupante. Las denuncias de violaciones al debido proceso sufridas por las personas detenidas o citadas judicialmente se acumulan sin cesar. Demandamos la libertad de todas las personas detenidas sólo por ejercer sus derechos humanos.”

“El gobierno de Daniel Ortega continúa obstaculizando el escrutinio internacional e ignorando los llamados a detener sus políticas represivas. Su constante violación a los compromisos internacionales del Estado en materia de derechos humanos merece una urgente y robusta respuesta de la comunidad internacional.”

Amnistía Internacional

DEJA UNA RESPUESTA